Más

Suscribirse

Redes Sociales

A nutrirte en todas partes

Nutrirte en todas partes abre tus posibilidades de expansión.

Sabemos la importancia que la nutrición tiene en nuestras vidas, conocemos el impacto que tiene en nuestro bienestar físico, emocional y mental.
Pero ¿Te has preguntado si únicamente la nutrición se da a través de los alimentos? o ¿Es es que va más allá de lo que podemos ver en nuestro plato?

La absorción se da a través de todos nuestros sentidos y decir que únicamente recibimos nutrientes a través del gusto y los alimentos, se quedaría corto para explicar todo lo que en realidad es nutrición.. Nuestro cuerpo no solo absorbe los nutrientes de los alimentos, sino, que todo lo que vivimos — interacciones, hábitos, elecciones y acciones — son parte fundamental de lo que nos va construyendo o por el contrario, destruyendo.

¿Qué pasaría si relacionamos a la nutrición como la capacidad que tenemos de absorber nuevos conocimientos y emociones que provienen de todas esas personas, lugares y experiencias con las que contactamos?.

Nutrirte dentro y fuera de tu plato. 

Los alimentos que consumimos son la información instantánea que le damos a nuestro cuerpo, cerebro y todas nuestras células. Esas elecciones que vamos teniendo a lo largo del día influyen en la manera en la que funciona nuestra mente, nuestro estado de ánimo y pone en marcha a todos los sistemas funcionales del cuerpo. Hay una interconexión casi mágica entre lo aque ponemos en nuestra boca y el efecto que tiene en todo el cuerpo.

Sin embargo, hay ciertos alimentos que también nos nutren, aunque a un nivel más profundo, a estos alimentos me gusta llamarlos alimentos del alma.

Sentirte lleno de tantos sabores que habitan en tu corazón.

Los alimentos del alma son aquellos que nos hacen transportarnos a momentos significativos del pasado o que están presentes en fechas importantes de nuestro presente. Van desde platillos que solemos comer en ocasiones especiales, comidas que son culturalmente significativas para nosotros, recetas que se han pasado generación tras generación, sazones o especias que se utilizan entre la familia, alimentos que nos recuerdan a nuestra infancia etc.

 

Cada una de tus elecciones cambia el rumbo y las reglas del juego de tu vida y así, se mueve también la forma en la que te relacionas con el mundo.

Lo increíble de entender que todo el tiempo estamos eligiendo de qué y cómo nutrirnos, es que al hacerlo consciente, nuestras elecciones cambian.
Ten en mente y pregúntate siempre lo siguiente: ¿Qué es lo que mejor te hará sentir? ¿Qué te dará más paz? ¿Qué te aporta más?.

¿Cómo se ve la nutrición fuera del plato?

Todas las personas que nos rodean, de cierta forma, nos pueden nutrir o todo lo contrario. Nuestras conexiones tienen un impacto directo en nuestro comportamiento ya que nos terminamos por asemejar a las personas más cercanas a nosotros. De ahí la importancia de analizar con quienes pasamos la mayorparte del tiempo, pues seguramente nuestras acciones y conductas serán similares a las de ellos.

Puedes tener un círculo de personas cercanas que te enriquezcan de mil formas, ya sea de cariño, de conocimiento, de energía, de momentos de calidad o bien, puedes tener personas a tu lado con las que sientas lo opuesto. Ahora entenderás porque en ocasiones sientes un levantón de energía y alegría en algunas de tus relaciones y en otras, es como si a tu esponja le hubieran absorbido toda el agua.

Elige con el dedo de la mano a quienes quieres tener a tu lado y a quienes no tanto.

Como seres humanos es nato tener relaciones, pero es importante tener claridad de cómo y de quién te quieres nutrir, evaluar si esas relaciones te están sumando y elevando o hundiendo y quitando. Es una delicia tener seres a tu lado que nutran tu corazón, tu mente y alma, que de alguna u otra forma te hagan sentir elevado. Mantén esas personas cerca, recuerda esto hoy y siempre.

Créeme que se están nutriendo mutuamente y no hay nada más lindo que un apoyo que se sienta recíproco. Al momento de traer algo de valor a la mesa del otro, siempre recibirás algo de la misma magnitud o incluso mejor. Esa es la verdadera nutrición.

 

Expandir tu laberinto a recibir de todas partes.

Al igual que con tus relaciones, sucede algo similar con las acciones o las actividades que eliges. Evidentemente no te nutrirá de la misma forma salir a correr, un baño de sol, respirar aire puro, meditar, leer un buen libro y cocinarte algo con ingredientes frescos, mover tu cuerpo; a quedarte en un lugar encerrado viendo por horas redes sociales sin contacto alguno con el exterior.

Hay una palabra que me encanta que es – wholeness – . Si estuviéramos hablando de alimentos, la palabra wholeness te proyectaría en la mente un platillo lleno de colores, de ingredientes, especias que te aporten muchos nutrientes naturales en una solo platillo.

Y hablando de tu vida externa, con wholeness me refiero a que exista un balance de todas las fuentes de las que te nutres. Que en tu vida coexista de todo un poco.

Que haya aprendizaje, a través de libros, cursos, pláticas. Que exista un contacto con la naturaleza, al salir al exterior, contactar directamente con la tierra. Que exista tiempo de calidad y convivencia con quienes más amas, que tengas momentos de risa y también de calma. Que haya amor que provenga de muchas fuentes, pareja, familia, amigos. Que haya movimiento, de alta intensidad y ejercicios que reten a tu cuerpo, pero que también disfrutes la suavidad de caminar y estirar. Que te alimentes de comida con ingredientes sanos y naturales, pero que tengas igualmente la capacidad de disfrutar un platillo que quizás no sea visto como sano para el exterior pero que sea correcto para ti porque está alimentando cierta parte de tu ser. Que haya momentos de diversión, pero que no te olvides de tu descanso.

Que existan mil y un facetas de ti, que cada una te nutra, que cada una te eleve, que cada una te construya. Que tu vida se sienta llena, de emociones, de experiencias, de sensaciones, de sabores, de personas diferentes; y que de cada cosa absorbas un poco para que así, construyas un ser lleno y completo.

Seguiré compartiendo más acerca de la alimentación, dentro y fuera de nuestros platos, de nuestra capacidad de absorción y la nutrición a un nivel integral.

Mantente atento a los siguiente artículos y si te gustó esta publicación, no dudes en compartirla y etiquetarnos en tus redes sociales.

Manda este artículo a quien creas que necesite abrir los ojos y elevar la calidad de su nutrición.

 

Luciana Andrade
Twitter: lucianaandco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *