5 alimentos que causan inflamación

450 vistas
6 min lectura

Dra. Julia Salinas Dücker

Médico especialista en Nutrición Clínica

La inflamación puede ser buena o mala según la situación. Por un lado, es la forma natural de tu cuerpo de protegerse a sí mismo cuando está lesionado o enfermo, por otro lado, la inflamación crónica y sostenida está relacionada con un mayor riesgo de enfermedades como la diabetes, las enfermedades cardíacas y la obesidad.

Muchas veces nuestra dieta afecta significativamente la inflamación del cuerpo por lo que es muy importante seguir una alimentación adecuada y evitar alimentos como los siguientes:

1. Azúcar y jarabe de maíz con alto contenido de fructosa. Estos son los dos tipos principales de azúcar añadido en la dieta occidental.

Una de las razones por las que los azúcares añadidos son dañinos es que pueden aumentar la inflamación y alterar a las grasas antiinflamatorias, lo que puede provocar enfermedades, en un ensayo clínico aleatorizado en el que las personas bebían refrescos regulares, refrescos dietéticos, leche o agua, solo los del grupo de refrescos tenían niveles elevados de ácido úrico, lo que impulsa la inflamación y la resistencia a la insulina.

Y por otro lado, la fructosa en exceso también puede causar daños a la salud. Comer mucha fructosa se ha relacionado con la obesidad, la resistencia a la insulina, la diabetes, la enfermedad del hígado graso, el cáncer y la enfermedad renal crónica.

Los alimentos con alto contenido de azúcar agregada incluyen dulces, chocolate, refrescos, pasteles, galletas, donas, pasteles dulces y ciertos cereales.

2. Grasas trans artificiales. Las grasas trans artificiales son probablemente las grasas menos saludables que puede comer.

Se crean agregando hidrógeno a las grasas insaturadas, que son líquidas, para darles la estabilidad de una grasa más sólida y aumentar la vida de anaquel de varios productos. Estas grasas artificiales causan inflamación y aumentan el riesgo de enfermedad pues además de reducir el colesterol HDL (bueno), las grasas trans pueden afectar la función de las células que recubren tus arterias, lo que es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca.

Los alimentos con alto contenido de grasas trans incluyen las papas fritas y otras comidas rápidas fritas, algunas variedades de palomitas de maíz para microondas, ciertas margarinas y mantecas vegetales, pasteles y galletas empaquetados, algunos pasteles y todos los alimentos procesados ​​que incluyan aceite vegetal parcialmente hidrogenado en la etiqueta.

3. Aceites vegetales.

Algunos científicos creen que ciertos aceites vegetales, como el aceite de soja, promueven la inflamación debido a su alto contenido de ácidos grasos omega-6, nuestro cuerpo siempre necesita un buen balance entre las grasas omega 3 y 6, por lo que un exceso de omega-6 puede promover la inflamación cuando se consume en grandes cantidades. Sin embargo, la evidencia es inconsistente y se necesita más investigación.

4. Alcohol excesivo. Se ha demostrado que el consumo moderado de alcohol proporciona algunos beneficios para la salud, sin embargo, un exceso puede traer problemas graves.

Las personas que beben mucho pueden desarrollar problemas con las toxinas bacterianas que salen del colon hacia el cuerpo. Esta afección, a menudo denominada «intestino permeable», puede provocar una inflamación generalizada que da lugar a daños en los órganos. Para evitar problemas de salud relacionados con el alcohol, la ingesta debe limitarse a dos bebidas estándar por día para hombres y una para mujeres.

5. Carne procesada. El consumo de carne procesada se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer de estómago y colon.

Los tipos comunes de carne procesada incluyen salchichas, tocino, jamón, carne ahumada y cecina, los cuales al cocinarse forman productos finales de glicación (también llamados AGE) que causan inflamación y posiblemente cáncer de colon. Aunque muchos factores contribuyen al cáncer de colon, un exceso de carne procesada, falta de fibra y algunos factores genéticos pueden aumentar el riesgo.

La inflamación puede ocurrir en respuesta a muchos factores desencadenantes, algunos de los cuales son difíciles de prevenir, como la contaminación, las lesiones o las enfermedades, sin embargo, tienes mucho más control sobre factores como tu dieta. Para mantenerte lo más saludable posible, recuerda evitar siempre los excesos y acudir a consulta con una especialista en nutrición para que te guíe en una buena alimentación.

Tw:@juliasalinas

Facebook: Dra. Julia Salinas Dücker

Instagram: @antojodiabolico

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Mireles, el hombre que desafió al narco, ahora está sometido por un virus

Siguiente noticia

Niega AMLO liberación de Cienfuegos a cambio de detención de capo