/

¿Qué haríamos sin el arte?

Por Rosario Sarmiento

Una de las actividades del hombre más discutidas, por su subjetividad y por no considerarse como necesidad primaria, es la artística. El arte es el resultado de la acción humana, en donde se busca a través de la materia, la imagen o el sonido, representar un pensamiento o sentimiento del ser humano.

Hoy se discute acerca de qué es arte y qué no, en la actualidad la belleza ya no se considera como fin de la actividad artística, cuestión que era indiscutible en los siglos anteriores.

En esta columna me gustaría, no tanto abarcar el tema de la belleza en el arte, sino la importancia que tiene la actividad artística para una sociedad cualquiera que sea el tiempo que vive, pues bien: ¿para qué sirve el arte?

En primer lugar, creo que es el medio de comunicación más universal con el que contamos los seres humanos, por ejemplo, puedo entender sin más las pinturas rupestres y emocionarme con ellas, o al mismo tiempo sentir alegría o tristeza al escuchar una obra musical compuesta en el romanticismo o en la posmodernidad.

En segundo lugar, el arte nos hace entender a la humanidad, sus problemas, sus esperanzas, sus angustias. Como cuando leo una novela inspirada en la revolución francesa o una hecha simplemente para entender la vida de un personaje en alguna ciudad tumultuosa del siglo XX.

También, el arte es espejo de mí misma, cuando a través de él veo mis capacidades o frustraciones, y me sé entendido por otro ser humano de cualquier época. No sólo es espejo de cada uno, sino que también representa a una sociedad en donde los valores o vicios de ésta, pueden ser reflejados en la actualidad. El sentido del arte es crear y expresar nuestras experiencias y lo que es valioso para cada quién

¿Qué haríamos sin él? La vida carecería de imaginación creativa. Perderíamos mucho de la sensibilidad de nuestros sentidos, el arte nos provoca sensaciones muy fuertes, inspira a hacer cosas diferentes en nuestras vidas, nos lleva a una profunda comprensión de la humanidad.

Sin el arte, la vida carecería de esperanza y de belleza transmitida por los humanos. De la misma forma, sin él, desconoceríamos la historia, se eliminaría uno de los medios de expresión más creativos y comunicativos con los que contamos. Como el arte es innovador, sin él no habría progreso, perderíamos el sentido de originalidad, de juego y alegría de vivir.

Imagínate un mundo sin teatro, cine, fotografía, música, danza, literatura, arquitectura, escultura, pintura. Sin duda sería monótono y aburrido; la fantasía moriría poco a poco, terminarían también los deseos de ver al mundo desde otras perspectivas, se acabaría la sensibilización de los pensamientos, la materialización de nuestros sueños y esperanzas.

Ahora que estamos en quédate en tu casa, el arte nos acompaña para seguir adelante. Al menos, yo pienso que haría ahora sin él, no sólo en estos momentos críticos sino en la vida entera.

A la filosofía le interesa el arte en una de sus disciplinas llamada Estética, que se encarga de hacer la reflexión de la actividad artística y de la belleza. 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.