Economía mexicana tocó fondo pero hay signo de mejoría, afirma Hacienda

La economía mexicana cayó a su punto más bajo en el segundo trimestre del año por la pandemia de coronavirus, pero comenzó a mostrar señales de mejoría a partir de junio, afirmó este jueves la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el periodo abril-junio del 2020, el producto interior bruto (PIB) de México cayó un 18,9 % anual respecto al mismo periodo del año anterior, informó Hacienda en los Informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al segundo trimestre de 2020.

En el documento, aseguró que el “punto más bajo” que tocó la economía se ha derivado del impacto económico de la contingencia de la COVID-19 por el cierre de actividades económicas, que ocurrió al decretarse la emergencia sanitaria entre marzo y mayo.

La pandemia del nuevo coronavirus ha dejado 45.361 decesos y 408.449 contagios en México desde que se confirmó el primer caso a finales de febrero.

La SHCP resaltó en sus informes que en el segundo trimestre, principalmente a partir de junio, han comenzado a observarse signos de recuperación económica, paulatinos y sostenibles, en algunas actividades esenciales.

Gabriel Yorio González, subsecretario de Hacienda y Crédito Público, aseveró que México ya no está “ante una disyuntiva entre la economía y la salud” al pronosticar que será el control de la pandemia o la obtención de una vacuna estable lo que garantizará el despegue económico.

El funcionario destacó la importancia de la integración de la economía mexicana a las cadenas de suministro de Norteamérica y calificó de crucial la sincronización de actividades y la reapertura económica de los países del bloque.

El servidor público subrayó que en el segundo trimestre del año se observó una apreciación del peso mexicano, además de una baja en la prima de riesgo de los bonos gubernamentales y una mejoría en los mercados accionarios.

El manejo de las finanzas públicas, dijo, está orientado a asegurar la sostenibilidad de largo plazo y preservar la estabilidad, expresado en un superávit primario de 61.196 millones de pesos (2.771,5 millones de dólares) y un déficit público menor al programado en 17.753 millones de pesos (804 millones de dólares).

Confirmó un aumento real anual del 0,1 % en los ingresos tributarios del primer trimestre del 2020 y del 65,2 % de los no tributarios en el mismo lapso de tiempo.

Entre enero y junio, precisó Hacienda, los ingresos petroleros disminuyeron 41,3 % pese al aumento de 1,7 % en la producción y debido a la drástica caída del precio del crudo.

La dependencia indicó que el gasto programable de la Administración Pública Centralizada se incrementó en 7,8 % real anual y que la inversión física lo hizo en 16,0 % real anual.

“Lo anterior está ayudando a atender la emergencia sanitaria y a proteger la economía de hogares y empresas, complementado con diversas medidas financieras y regulatorias”, expresó el ministerio en su informe.

Reiteró el compromiso del Gobierno mexicano con políticas económicas, fiscales y de manejo de la deuda pública que contribuyen a preservar los equilibrios macroeconómicos, como medio para proteger los pilares de la actividad productiva.

EFE.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.