/

La adicción a las bebidas energéticas es real

Dra. Julia Salinas Dücker

Médico especialista en Nutrición Clínica

Las bebidas energéticas tienen son bebidas populares destinadas a mejorar la energía, el estado de alerta y la concentración. Contienen ingredientes que tienen como objetivo aumentar estos aspectos mentales y físicos, como la cafeína, el azúcar, las vitaminas B, los extractos de hierbas y los derivados de aminoácidos como la L-taurina, la cual puede tener beneficios en cantidades moderadas, pero en exceso puede llegar a afectar la salud renal. 

Una adicción es una condición psicológica que implica un deseo continuo de usar una sustancia o participar en un comportamiento, a pesar de sus consecuencias negativas, y aunque parezcan no ser tan dañinos como las adicciones a las drogas, las adicciones a los alimentos, como la adicción a las bebidas energéticas, pueden llegar a ser muy peligrosas.

Estas bebidas son extremadamente altas en cafeína y azúcar, las cuales son sustancias adictivas. Una lata de bebida energizante contiene 52 gramos de azúcar, lo que sería igual a 11 galletas de chocolate, por lo que su consumo en exceso, además de enfermedades crónicas y un aumento de peso, pueden causar ansiedad, antojo constante por ellas e incapacidad de controlar tu consumo, y la falta de estas, te hará presentar síntomas de abstinencia como dolores de cabeza, irritabilidad, fatiga y bajo estado de ánimo.

Otros problemas que puedes llegar a presentar, se deben a que las bebidas energéticas son ácidas, y consumirlas con frecuencia puede decolorar los dientes y desgastar el esmalte con el tiempo, haciéndote más propenso a problemas dentales, como las caries, las cuales también se alimentan de este exceso de azúcar produciendo más ácido.

Los estudios también han relacionado la ingesta frecuente de bebidas energéticas y bebidas azucaradas con problemas de salud crónicos, como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y trastornos renales. Y aunque decidas optar por opciones sin azúcar, siguen conteniendo mucha cafeína y edulcorantes artificiales.

Una adicción a las bebidas energéticas puede ocurrir gradual o rápidamente, y varía de persona a persona dependiendo de sus antecedentes. El exceso de azúcar y cafeína puede causar que tu cerebro libere mayores cantidades de dopamina, la hormona que hace que te sientas bien.

Sin embargo, la desventaja es que cuanto más a menudo consumes bebidas energéticas, menos placer experimentas con la respuesta a la dopamina, lo que conlleva a consumir una mayor cantidad del producto llevándote a una dependencia.

Las bebidas energéticas también pueden ser adictivas desde una perspectiva psicológica. Algunas personas pueden sentir que no pueden realizar sus tareas diarias sin bebidas energéticas.

Si crees tener un problema con bebidas de este tipo, existen maneras de eliminar la adicción. Una de ellas es dejarlas por completo, causando síntomas de abstinencia severos, pero es mucho más rápida la recuperación de que si las dejas poco a poco.

Los síntomas de abstinencia tienden a durar entre 2 a 9 días, y puedes sustituirlas por bebidas más saludables, que estén libres de azúcares añadidos, cafeína y taurina como por ejemplo un café descafeinado, aguas infusionadas con frutas, bebidas gasificadas sin azúcar, té verde o la kombucha, el cual es un té fermentado lleno de beneficios para tu sistema digestivo.

Si decides reducir su consumo poco a poco, aunque te lleve más tiempo, puede ayudarte a evitar los síntomas de abstinencia. Te recomiendo que, como con cualquier adicción, elimines las bebidas energéticas de tu hogar y área de trabajo, y busques formas de distraerte en los momentos del día que solías beberlas.

Puedes intentar un nuevo pasatiempo, salir a caminar, realizar actividades que disminuyan el estrés como practicar yoga, meditaciones o algún ejercicio y tener siempre a la mano botanas saludables.

Estos procesos pueden ser difíciles de seguir, por lo que si lo necesitas, es importante buscar ayuda de algún profesional.

¡Los leo en mis redes!

Tw:@juliasalinas

Facebook: Dra. Julia Salinas Dücker

Instagram: @antojodiabolico

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.