/

Las crisis son oportunidades para encontrarse a uno mismo

Por Mónica Shekaibán

La mayoría de las personas hemos pasado por situaciones difíciles en la vida, que nos hacen perder nuestra estabilidad y equilibrio y “caemos en una crisis”, provocadas por circunstancias fuera de la voluntad y del control del individuo,

Por lo general en estos momentos la visión y la claridad mental se nubla, es imposible pensar correctamente y creer que a veces estas situaciones de crisis es lo mejor que nos puede pasar, justo en estos momentos podemos sentarnos a analizar con detalle todo lo que sucede en nuestras vidas, cuál es la realidad de nuestra identidad, que deseamos y adonde queremos llegar.

En estos momentos experimentamos tantos sentimientos al mismo tiempo que debemos aprovechar la gran oportunidad para aprender algo nuevo, cambiar lo que no funciona, transformarnos y modificar la manera de percibir los eventos negativos, para convertirnos en personas más resilientes y evolutivas para lograr trascender.

Lados positivos y constructivos al estar viviendo una crisis de vida:

  • En crisis breves se pierde el equilibrio, la identidad y la integridad, pero se activa el comportamiento de los sistemas adaptativos inteligentes para cambiar y auto-organizarse para acoplarse mejor ante la situación y poderla reestructurar y evolucionar como persona.
  • Al vivir una crisis, no estamos viviendo una experiencia negativa que necesitamos corregir, es más bien una oportunidad de cambiar, fortalecernos, crear y aprender nuevas habilidades mentales y emocionales para enfrentar el mundo en el que vivimos.

Tipos de oportunidades que se presentan ante una crisis:

  • Romper las ilusiones: las ilusiones que creamos acerca de algo es lo que nos hace sufrir cuando no lo conseguimos y no dejamos espacio para otras opciones, por eso algún tipo de choque o cambio en el sistema, nos ayudará a re-ubicarnos en la realidad y elegir nuevas alternativas para atravesarlas.
  • Descubrir nuevos significados: La persona evalúa si realmente a lo que se apegaba con tanta devoción era la mejor opción y comienza a analizar nuevos significados, cambiando sus valores y perspectivas, dándole un lenguaje distinto a su vida, con mayor fluidez, facilidad y apertura.
  • Impulsar el cambio: El cambio es el punto clave para traspasar cualquier tipo de crisis y transformarnos positivamente con los nuevos comienzos.
  • Superamos los miedos: aprendemos que siempre hay otras soluciones.
  • Reiniciamos el sistema: Las crisis nos permiten hacer un proceso de limpieza de viejas y obsoletas creencias y creamos nuevas filosofías de vida.
  • Resiliencia: Cada vez que nos levantamos ante las adversidades, nos fortalecemos y aumentamos nuestra seguridad y autoestima.
  • Introspección: aprenderás a hacerle más caso a tu intuición y a guiarte mejor en la toma de decisiones.
  • Apertura de corazón: Aprenderás que cuando las cosas se hacen con amor, comprensión y empatía, salen mucho mejor, porque tu vibración es muy alta y tus frecuencias se alinean al nivel de tus necesidades reales para poder atraer todo lo que deseas, sueltas y confías que lo que te corresponde y te mereces llegará a ti en un momento adecuado y en abundancia.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.