La bandera de Colin Kaepernick en contra del racismo

Colin Kaepernick podría jugar otra vez
Foto: FB Colin Kaepernick

Julián García

La pandemia por el Covid-19 se convirtió en el tema de boga en el mundo, pero además en Estados Unidos tomó un rigor tan fuerte, que fue considerado como un problema nacional para el país más poderoso del orbe.

Y es justo en estos momentos tan apremiantes, que la crisis del otro lado de la frontera es más bien global, porque a los desaguisados por la malaria, se sumó un estallido social que ha provocado múltiples manifestaciones, sin importar la principal preocupación, que es la reunión de las masas por el peligro latente de un rebrote del coronavirus

Y es que, en Minnesota, Minneapolis, un hombre de color llamado George Floyd, murió por las agresiones de un policía, y esto desempolvó el tema del racismo que, siempre ha existido, aunque se había mantenido apenas evidente o poco visible.

Y, las opiniones por aquel asesinato no se hicieron esperar desde los distintos nichos, tomando el deporte un papel clave para pedir auxilio ante capítulos tan atroces como éste, porque además en los últimos días se sumó una muerte más en Atlanta, Georgia, la de Rayshard Brooks, quien también perdió la vida a manos de la autoridad, a balazos, luego de que el hombre, también de raza negra, intentó huir de un arresto por manejar en estado de ebriedad.

EL ORIGEN

Una carrera prometedora se vio coartada por ese sentido de lucha que de pronto algunos personajes anteponen, sin importar las

consecuencias.

Colin Kaepernick, exquarterback de la NFL que pudo disputar el Super Bowl XLVII comandando a los San Francisco 49ers, hoy bien podría apuntar a leyenda, pero por cuestiones que más bien tienen que ver con su repudio a la discriminación, pues fue el primero que se hincó en protesta cuando se entonaba el himno antes de los partidos de la temporada 2016.

El costo que pagó fue alto, porque para la siguiente campaña fue despedido de la escuadra californiana, y en ninguna otra organización tuvo cabida a la fecha.

Donald Trump, el presidente de la Unión Americana, desde sus tiempos en campaña electoral, condenó lo que desde su punto de vista fue una ofensa a los símbolos patrios.

“No voy a ponerme de pie para demostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a las personas de color. Para mí, esto es más grande que el futbol, y sería egoísta de mi parte mirar hacia otro lado”, dijo en su momento el mariscal de campo.

El ahora primer mandatario pidió despedir a los elementos que le “faltaran al respeto a su país”.

TODOS SON THE KAP

En la actualidad, la mayoría de los estadounidenses imitan la demanda de The Kap, y Trump mantiene el duelo contra los deportistas que lo vuelvan a hacer, como sucedió hace cuatro años.

De momento, a través de su Twitter, prometió no ver más futbol americano y también apoyar lo que han dicho otros aficionados, de no comprar entradas para ver los juegos, si es que se da el banderazo para que haya gente en las gradas.

Y dentro de esa polémica que se generó, el mandatario estadounidense criticó con dureza al comisionado de la NFL, Roger Goodell, por decir ahora que el arrodillarse de los jugadores para protestar contra la injusticia social durante el himno nacional, no es una falta de respeto a la bandera y a la nación.

En lo que al llamado soccer se refiere, las descalificaciones fueron más fuertes, después del anuncio de la Federación de Futbol de Estados Unidos (USS por sus siglas en inglés), de levantar la prohibición a los jugadores y jugadoras del equipo nacional para arrodillarse como reclamo a la brutalidad policial.

El desencuentro es claro, Donald Trump fue más lejos al decir que “no deberías jugar bajo nuestra bandera como nuestro equipo nacional, si no te paras cuando se está entonando el himno y la bandera está izada”.

La NFL parece encaminarse en esa dirección. A principios de este mes, Goodell dijo que la Liga estaba “equivocada” por no “escuchar a los jugadores de la NFL antes, y alentar a todos a hablar y protestar pacíficamente”.

No mencionó por nombre a Kaepernick, quien fue el primero que comenzó con esta lucha, y la justicia parecería apuntar a darle una oportunidad al mismo Colin para destilar su talento en los emparrillados de esta nación. ?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.