Les niegan pruebas Covid a trabajadores del IMSS, mientras a Zoé Robledo le hacen 5 y 11 más de otras enfermedades respiratorias

1

Mientras los contagios del personal salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se cuentan en miles y a los trabajadores les niegan en los hospitales de esta institución hacerles la prueba de detección de Coronavirus, a su director Zoé Robledo, le hicieron 5 pruebas de Covid-19 y 11 estudios más sobre influenza y otras enfermedades respiratorias, todo esto con un costo de más de 100 mil pesos.

Cabe señalar que los trabajadores que muestran síntomas de Covid-19, son enviados a su domicilio a aislarse durante unos días, sin que les hagan la prueba de Coronavirus, y solamente les extienden incapacidad por enfermedad general, explicándoles qué en caso de que empeore su salud, regresen al triage respiratorio y se revalorará su estado de salud.

Sin embargo, aún aquellos trabajadores que muestran síntomas en condiciones de salud crítica o grave hospitalizados, durante su ingreso o estancia en las instalaciones, todavía se les considera el hacerles o no la prueba de Coronavirus. Tan es así que muchos empleados del IMSS se han muerto sin haberles realizado una prueba.

Y es que la desigualdad sigue existiendo en la 4T, al director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, le fueron realizadas 5 pruebas (una cada 15 días aproximadamente), sin mostrar síntoma alguno al Coronavirus.

El resultado de dichos exámenes, ha causado enojo e indignación en la Unión Nacional de Trabajadores por la Salud de México, y es que después de que diera positivo de Covid-19, le hicieron toda una serie de estudios para detectar o descartar virus respiratorios, algunos de los cuales están enfocados a la población pediátrica.

Cada una de las 5 pruebas que se realizó cuesta entre 20 y 25 mil pesos aproximadamente, lo que da un total de al menos 100 mil pesos.

Por lo que la organización de trabajadores que protestará el 1 de julio por la falta de equipo de protección y el conteo oficial de decesos incompleto del personal de salud que han dado a conocer las autoridades del IMSS de 116 fallecidos, cuando en realidad son más de 200 muertos, han levantado la voz por el indignante derroche de dinero que se han gastado en un solo funcionario que no tiene contacto directo con pacientes Covid-19, mientras que a muchos de los que sí están expuestos a un contagio en sus labores cotidianas, les prohíben esas mismas pruebas.

La organización exige saber si a Zoé Robledo se le otorgó una incapacidad con el 60 por ciento de su sueldo como a la gran mayoría de los trabajadores se les da, o si él tuvo acceso al pago de 100 por ciento.

1 Comment

  1. Si es realmente cierto, es indignante pero siempre hay tráfico de influencias en el IMSS, la realidad es que te puedo decir que los trabajadores dela UMF 52 IMSS en el Estado de México, que hemos estado en contacto con compañeros que han dado positivo en ningún momento nos han hecho seguimiento de caso por contacto ni nada de pruebas, por no tener ningún síntoma además de solo dar 3 días de incapacidad en fin, conozco tantos casos y tan injustos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.