/

CaBayo de Troya – El racismo es mundial

Foto EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA

En México, el racismo no es nada nuevo. Desde años atrás se ha manejado de muchas maneras, ya sea calificando a personas por su aspecto hasta denigrándolas por su origen étnico.

Nacos, indios, prietos, negros, macuarros, etcétera, son las palabras que se han usado para ridiculizar, maltratar y denigrar.

Año tras año, hemos ido polarizando a la sociedad, sin contar que todos somos personas y que tenemos el mismo derecho y dignidad humana.

Por si la pandemia del coronavirus fuera un asunto menor, un acto de racismo y abuso policiaco en Estados Unidos, que cobró la vida del afroamericano George Floyd, prendió la mecha de protestas en muchas ciudades del planeta. Se ha olvidado un adagio de Albert Einstein, quien decía que la estupidez humana no tiene límite, y todos los días comprobamos que tenía razón. 

Una vez que pase lo peor, debemos despertar de esta pesadilla que fue la pandemia y asumirla como un reto, como una oportunidad social, que nos haga mejores personas y vivamos en sana convivencia. Recordemos que la felicidad no llega sola, se construye con valores como la tolerancia y comprensión.

Y hoy nos toca a nosotros ser más responsables en esta sociedad que se ha vuelto crítica en todos los sentidos. Se critica al hermano, a la familia, al vecino, al equipo de fútbol, y también al presidente Andrés Manuel López Obrador… pero vale la pena recordar que éste recibió un país en quiebra, con desigualdades inimaginables, con la hacienda vacía, con decenas de contratos corruptos en muchas áreas de gobierno.

Todo indica que López Obrador es un hombre de buenos sentimientos y preocupado por el país y sus habitantes, eso la historia lo dirá. Sin embargo, México necesita de gente experta y entregada a su trabajo en la 4-T, no arribistas ni traidores que lo único que buscan es su beneficio personal.

Y también necesitamos que aquellos políticos que saquearon al país paguen por ello. Como los expresidentes, quienes amasaron una fortuna mal habida y siguen sin ser castigados.

carlos.bayo@angelmetropolitano.com.mx 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.