/

Vivir en el presente

Por Mónica Shekaibán 

Uno de los secretos de la felicidad es aprender a vivir en el presente, en el aquí y ahora, si no aprendemos a controlar nuestra mente, el presente se nos escapa por estar recordando el pasado o preocupándonos por el futuro.

Esta dinámica disfuncional que hemos ido aprendiendo con el tiempo, nos desconecta de la realidad, perdemos el enfoque y mucha energía, ya que las emociones negativas al recordar el pasado, nos genera tristeza, melancolía, depresión, y al imaginarnos el futuro sentimos angustia, frustración, ansiedad, y en este tiempo y viene de emociones, desperdiciamos gran parte de nuestro tiempo y nos desgastamos emocional, mental y físicamente, ya que en cuestión de segundos pasamos de una emoción a otra y oscilamos todo el tiempo entre el pasado, un futuro incierto y un presente confundido.

Esto no quiere decir que siempre que recordemos el pasado conectemos con emociones negativas, claro que podemos tener recuerdos de momentos hermosos que nos llenaron el alma y el corazón en su momento, cuando viajamos al pasado de esta forma, las emociones pueden ser de alegría, gozo y felicidad, pero si las recordamos para comparar nuestro presente con lo que un día tuvimos y ya no tenemos, corremos el riesgo de ponernos tristes por no haber sido capaces de mantener esa situación hasta el día de hoy.

Si solamente recordamos y disfrutamos otra vez aquellas vivencias que dejaron huellas positivas en nuestra memoria, entonces esa conexión con el pasado es recreativa y no afecta en tu presente, así mismo, cuando pensamos en nuestro futuro de una forma objetiva, real y positiva, nos sentimos motivados, ilusionados y esperanzados por un mañana mejor, pero hay que concentrarnos y trabajar en los procesos y el camino que nos llevarán a alcanzar aquello que nos imaginamos y deseamos.

Para vivir el presente al máximo, es necesario tener activos todos nuestros sentidos, para apreciar todo lo que tenemos frente a nosotros, aprender a recibir todo lo que la naturaleza nos ofrece y ser sumamente agradecidos y valorar cada cosa y persona con la que interactuamos.

Si la situación no fue placentera, aprendamos de ella, no nos arrepintamos, todo lo que nos pasa, lo podemos convertir en lecciones para no repetirlas o en regalos maravillosos para repetirlos y disfrutarlos para dar y compartir todo aquello que recibimos.

¿Cómo aprender a vivir en el presente?

  1. Acepta todo lo que llega a tu vida.

  2. Reflexiona y luego actúa.

  3. Renuncia al control.

  4. Saborea cada instante.

  5. Deshazte de las ideas preconcebidas.

  6. Aprovecha el momento

Consejos para vivir en el presente

  • Se agradecido.

  • El aquí y ahora es observar.

  • Enfócate en lo importante.

  • Prestar más atención a tus pensamientos y emociones.

  • Suelta la necesidad de control.

  • El pasado pasó, dejándolo atrás .

  • Desconecta para conectar .

Lo único cierto que tenemos es que este preciso instante, el pasado ya pasó y el futuro no existen, solo tenemos el presente, vívelo intensamente.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.