Abrirán maquiladoras a la carrera

Foto EFE

Por María Cristina Hall

En una entrevista del programa de análisis de Televisa la Hora de opinar, el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, señaló que México buscará aprovechar las reconfiguraciones económicas suscitadas por el COVID-19 para posicionarse como el socio predilecto de Estados Unidos.

Según el Secretario Herrera, Estados Unidos optará por diversificar sus dependencias tras muchos años de cercanía con China. Desde su punto de vista, México tiene una posición privilegiada al formar parte del T-MEC, pero, para aprovechar el momento, México se tiene que apurar. Hasta el año pasado (cuando comenzó la guerra tributaria entre EEUU y China), México se había quedado fuertemente desplazado como el principal socio comercial de Estados Unidos, desde que China entró a la Organización Mundial del Comercio en 2001.

Ante el congelamiento actual de la economía, la administración de Donald Trump ha presionado a México para reabrir las maquiladoras automotrices en la frontera norte y en otras partes del país, a pesar de que seguimos en plena contingencia sanitaria y los hospitales están fuertemente saturados. AMLO promete que la reapertura comenzará hacia el 18 de mayo, empezando por los sectores de construcción, minería y manufactura automovilística: ahora, de pronto, estos sectores se consideran “actividades esenciales”.

Se sospecha que las reaperturas estén relacionadas con la presión estadounidense. El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, incluso ha escrito varios tuits al respecto: “Hay riesgos en todas partes, pero no nos quedamos todos en casa por miedo de sufrir un accidente automovilístico… La destrucción de la economía también es una amenaza a la salud”, señaló. Cualquier rezago en la manufactura mexicana tendría efectos en sus contrapartes en Canadá y Estados Unidos, ya que las fábricas de los países del norte requieren autopartes producidas en México para llevar a cabo su producción.

En contraste con Estados Unidos, donde las tasas de muerte diarias comienzan a bajar, México apenas estaría por llegar al pico del contagio el 20 de mayo, según López Obrador. En realidad, las cifras oficiales siguen subiendo dramáticamente: para el 12 de mayo, se registraron 38,000 contagios y cada día se suman más. Si abrimos la economía, no cabe duda de que los contagios serán extendidos, sobre todo si no implementamos más pruebas para detectar y aislar a las personas con COVID.

En las maquiladoras, la tasa de contagios ha sido escalofriante. Reuters reportó que la fábrica de autopartes Lear Corp, en Ciudad Juárez, registró el peor brote de coronavirus de todo el continente americano, en el que murieron 18 personas. En estos espacios con alta densidad de trabajadores, hay poco aire del exterior y, además, en la línea de ensamblaje, los productos se tocan primero por una persona y después por otra. Es evidente que los contagios son difíciles de prevenir.

Nuestra curva epidemiológica tiene varias semanas de rezago comparada con la de Estados Unidos y abrir con demasiada antelación podría tener consecuencias letales y prevenibles. Una vez más, podemos constatar que dentro y fuera de Estados Unidos, los mexicanos somos mano de obra desechable.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares