CaBayo de Troya – La cultura del descarte

Es tiempo de seguirnos cuidándonos. Debemos hacer esfuerzos en cada uno de nuestros ámbitos y posibilidades. Las cosas sí suceden, por más que existan voces en sentido contrario. De ahora en adelante, debemos decidir qué cosas podemos hacer y cuáles no; cuáles hay que modificar, y buscar el ahorro de todo, en la medida de cada quien, claro.

Debe haber un ahorro entendido no solo en limitar y guardar, porque alguien alguna vez me dijo “es difícil ganar dinero, pero más difícil es no gastarlo”. Ahorrar es un cambio de hábitos, desde las duchas, limpieza bucal, consumo de alimentos, etcétera.

De haber una manera de compartir, hay que hacerlo con la gente que más lo necesita de verdad, y no fomentando personas que se vuelvan una carga social.

Hay que cumplir con las obligaciones fiscales de manera proporcional al contribuyente, y de verdad apoyar al presidente Andrés Manuel López Obrador cuando dice todos a pagar, porque ya no debe de haber privilegios para nadie.

Existe gente muy capaz en la Función Pública que lucha también por hacer de este país uno diferente. Por otro lado, hay que tener cuidado con los consumos digitales y, en la medida de lo posible, en esos planes que lanzan el anzuelo de todo incluido.

Así como las compras por esa vía, que además de no estar reguladas, deben estar sujetas a pagar sus impuestos. Sin embargo, esas compañías trasnacionales lucran con miles de mercancías y luego – además de eso– estafan al consumidor.

También hay que evitar desperdicios alimenticios y ser más ecológicos para generar menos basura. México es un gran país, y es un momento de oportunidad de replantear muchos detalles desde casa.

El futuro es mediato y, si no actuamos ahora, será más difícil encarrilarnos otra vez, pero de diferente forma. Usemos la tecnología buena y accesible –gratis– para ir transitando al mejor futuro y educarnos. Usemos el buen internet, pero no para ver la ventana de basura que cada vez se extiende más.

Cuidemos a los niños, a nuestros adultos mayores y a nosotros mismos. Pidamos que se regule la venta de medicinas por dosis exactas, no con cajas a modo de laboratorios. También debe regularse la industria alimenticia para evitar más obesidad en el país.

Por algo se empieza…

carlos.bayo@angelmetropolitano.com.mx

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares