¿Qué es la reencarnación?

Por Mónica Shekaibán

La reencarnación es la creencia de que el alma, después de la muerte, se separa del cuerpo y después de un tiempo toma otro cuerpo para continuar otra vida mortal. Las almas encarnan un sin fin de veces, el alma es eterna pero no la persona y forma parte de “Dios”. El alma puede evolucionar hacia la perfección hasta convertirse en espíritu y sumergirse para siempre en la eternidad.

Muchas personas piensan que cuando el cuerpo deja de funcionar con la muerte, la mente también muere con el cuerpo.

El cuerpo y la mente son entidades distintas, por eso la mente sigue intacta después de la muerte física y viaja a la vida siguiente. La existencia de vidas pasadas y futuras es similar al proceso de dormir, soñar y despertar.

Características:

  • Cada alma determina el tiempo entre reencarnaciones.

  • Las almas tienden a reencarnarse en forma grupal varias veces.

  • La experiencia de la muerte es prácticamente la misma para todos, repasan su vida desde el amor, sin juzgar ni criticar, sienten las emociones intensamente y se preparan para su próxima vida.

  • Cuando hemos aprendido todas nuestras lecciones y pagado nuestras deudas, podemos regresar a la tierra o quedarnos en la eternidad.

  • Cuando el cuerpo muere, el alma va hacia la luz y otras almas vienen por él, es un momento que se vive con mucho amor y sin dolor.

  • La vida se mide por las lecciones aprendidas y tareas completadas, no por el número de años vividos.

  • Las almas evolucionadas se enfocan en la esperanza, fe, amor, ayudar y compartir sin expectativas de recompensa.

“ Cada individuo es exactamente lo que él se ha ganado el derecho de ser. Lo rodea aquella felicidad cuyos derechos ha adquirido en el pasado. Se enfrenta en la actualidad con las deudas contraídas en la anterior vida y que hoy le salen al encuentro. La infelicidad es el resultado del sufrimiento infligido a otros en la vida anterior y que antes de nacer aceptó ahora reparar. Si su cuerpo hoy es débil, es porque antes lo descuidó, si carece de amigos es porque en la anterior vida no los hizo. El hombre es el resultado de su pasado y será el fruto de su presente. Los dones y facultades actuales son el resultado de su sincero trabajo de ayer. Quien trabaja de esclavo puede volver hecho un príncipe, por amable respetabilidad y méritos ganados. Quien gobernó de rey puede volver vagando por el mundo, vestido de harapos, por cosas que hizo o dejó de hacer. Si quieres conocer el pasado, mira tu vida presente. Si quieres conocer el futuro, mira tu vida presente.”

Buddha.

En cada reencarnación cambiamos de sexo, religión y raza con el objetivo de aprender desde todas estas perspectivas, para aprender del amor, el perdón, la comprensión, la paciencia, la conciencia o la no violencia y olvidar el miedo, la ira, la codicia, el odio, el orgullo o el ego.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares