CaBayo de Troya – La incapacidad de las autoridades de Salud

Las cartas credenciales y currículum médico del doctor Hugo López-Gatell es impecable, pero como “político” es un fiasco. Y es que el subsecretario de Salud y vocero del gobierno federal en esta contingencia sanitaria por el Covid-19, ahora sacó el cobre con medidas como que la gente no salga a la calle y que las empresas paguen a sus empleados para que todo siga igual.

La recomendación de no salir a la calle es buena para evitar la ola de contagios, pero López-Gatell no dice de qué van a comer más de 50 millones de mexicanos que viven en la pobreza y al día. 

Es muy fácil decir eso en un paquete de medidas, pero no va acorde a la realidad de México. López-Gatell habla como si todo el país fuera el cuerno de la abundancia, y no es así, pues México vive una herencia de gobiernos que se dedicaron a saquear y la incapacidad de algunos políticos de la 4-T que no están jalando parejo y se duermen en sus laureles o evaden sus responsabilidades.

Ahora se pidió que cerraran infinidad de negocios a lo largo y ancho del país, y gran parte de las empresas tuvieron que mandar a sus empleados a sus casas a cumplir la cuarentena decretada por el gobierno. Sin embargo, no se anunciaron apoyos a la planta productiva, tampoco condonación de impuestos en algunos casos, o que las grandes empresas transnacionales ya paguen lo que deben al fisco, ni mucho menos dijeron que la fuga de capitales será castigada como traición a la patria. 

Simplemente dicen que la clave está en pagar impuestos y hacer como si no pasara nada. No se puede generalizar porque existen muy honrosos casos de empresarios mexicanos que creen en el país y seguirán creyendo, pero ¿quién cuida a esos empresarios? ¿Quién protegerá a los millones de empleados informales como propineros, chatarreros, ambulantes, los que trabajan a destajo y suman millones en todo México? Son personas que viven al día y, reiteramos, si no trabajan, ni ellos ni sus familias comen. ¿Qué pasará con ellos? 

Por ende, las palabras de López-Gatell solamente avivan sentimientos de descontrol y de políticas poco claras. México necesita de todos, pero quien controla el barco debe tener claridad y políticas justas, con gente capaz. 

Hoy en día, López-Gatell está tomando decisiones tardías e invade áreas que no le corresponden, engañando al Presidente –que está haciendo bien su trabajo, con honestidad– y a la población. 

carlos.bayo@angelmetropolitano.com.mx

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares