Personalidad e identidad

Por Mónica Shekaibán

La palabra personalidad e identidad, aunque estén íntimamente relacionadas, no son en estricto rigor lo mismo. 

Las personas debemos pasar por dos procesos diferentes:

  • Socialización: es la capacidad de insertarnos en la sociedad, adquiriendo un rol según sea el caso, y entablar relaciones con otras personas, es decir, ser unos con otros. Aquí empiezan las bases de un proceso de individualización, comenzando en la familia y luego en otros vínculos sociales.

  • Individuación: Para lograr la individuación, el sujeto necesita un proyecto de vida personal que implique la construcción social y cultural de su personalidad moral e identificarse como un ser único e irrepetible.

Personalidad

La personalidad, es la manera en la que yo soy y como me desenvuelvo con el mundo, es la reunión del temperamento y carácter en una estructura, derivado del conjunto de hábitos de comportamientos que se van adquiriendo durante la vida, es   todo lo que determina la conducta y el pensamiento de un individuo.

Es importante mencionar que la capacidad crítica es un factor importante en el desarrollo de la personalidad, el cual depende de la calidad de las interacciones con el medio social y cultural en el que se mueve la persona, provocando que el sujeto crítico busque con su reflexión una posible verdad, sabiendo que no existe ninguna absoluta, ya que para tener una comprensión crítica de la realidad, se necesitan habilidades morales, con capacidad de poderlas cambiar en base a la argumentación, el debate y la discusión.

Identidad
La identidad personal es una necesidad básica del ser humano, también es una necesidad afectiva, cognitiva y activa, que busca la conciencia de sí mismo y del otro al mismo tiempo, es activa ya que no se trata sólo de preguntarse; ¿quién soy?, sino también, con esto que yo soy, ¿qué quiero ser? Y ¿qué puedo ser?. 

La identidad personal se va construyendo día a día y se ve influenciada por el cambio constante de nuestro entorno y nuestra interacción con otras personas, busca la autonomía moral y la maximización de las oportunidades de liberación o independencia de la persona en el desarrollo de habilidades, la ejecución de tareas, la capacidad de afrontar y comprender las situaciones problemáticas a las que se enfrenta el sujeto.

La identidad es el sello de la personalidad, y tiene que ver con el cruce entre individuo-grupo-sociedad, con nuestra historia de vida y como percibimos el mundo.

El ámbito humano está determinado por:

  • La libertad de las personas de actuar o no actuar siguiendo según su criterio y voluntad.

  • La equidad es un principio ético o de justicia, que nos lleva a dar a cada uno lo que le pertenece por derecho natural y social.

  • El respeto es el reconocimiento al derecho, intereses y sentimientos del otro.

Todos los fenómenos de los que hemos estado hablando, personalidad, identidad individual y social, identidad moral, tienen que ver con un estado de desarrollo, se pasa por distintas etapas y niveles dentro de la construcción de estos fenómenos.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares