Sabiduría para todos los tiempos

Por Rosario Sarmiento

Los griegos antiguos creían en los oráculos, una institución en donde se manifestaba la voluntad de los dioses y se hacían las profecías del destino humano. En estos templos, aparte, se establecía el orden moral de la ciudad y se asesoraba a los que los consultaban sobre cómo vivir la vida día a día.

De todos los oráculos en Grecia, el que se consideró siempre como el más importante fue el de Delfos, famoso entre otras cosas por la inscripción que se leía en la entrada: “Conócete a ti mismo” y por haber nombrado a Sócrates el hombre más sabio de Atenas.

Pues bien, en sus muros, dinteles y columnas estaban escritos más de cien preceptos para orientar la vida de los seres humanos. De todos estos, he seleccionado algunos que me han sido útiles y que considero que forman una filosofía de vida.

Por ejemplo: “Nada en exceso”, todavía el día de hoy lo vemos en las botellas y envases de bebidas alcohólicas.

“Aprende a aprender”, existen cursos que llevan este nombre para encontrar las mejores formas de asimilar los conocimientos.

“Reflexiona sobre lo que hayas escuchado”, cuántas veces nos dejamos llevar por los rumores y las noticias falsas, haciendo que la comunicación sea deficiente. Otras veces creemos que lo que escuchamos no tiene que ver con nosotros, pero que te parecería echarle una pensada a esas palabras que quizá tendríamos que aceptar.

“Domina tu carácter”, eso sí que es una virtud, los griegos le llamaban templanza o dominio de uno mismo; es una práctica de vida que nos otorga madurez y mayor conciencia; si no te puedes dominar, otro lo hará en tu lugar.

“Aparta a tus enemigos”, con esta enseñanza tendríamos que alejarnos, mientras se pueda, de aquellas relaciones que lo único que causan es desgaste porque absorben nuestra energía vital.

“Educa a tus hijos”, es el mejor bien que podemos darles a ellos y a la sociedad. Cuántas veces nos preguntamos en algún lugar público, ¿en dónde están los padres de estas criaturas?

“Habla cuando sepas”, ¡qué tal! No sabes, entonces cállate y escucha, a ver si así aprendes algo nuevo.

“Hazte el bien a ti mismo” principio de una sana autoestima, ¿no creen?

“Acepta la vejez” a mí me está costando, en esta etapa de mi vida, aceptarla; en otras ocasiones me cuesta aceptarla en los demás.

“Evita el resentimiento”, por ahí escuché decir a alguien que considero sabio, el resentimiento al único que le hace daño es a ti mismo, es como veneno que te tomas creyendo que va a perjudicar a los demás; o la definición de resentimiento que consiste en guardar los malos sentimientos sin poder superarlos.

Éstos son sólo diez de los 147 que conformaban la enseñanza moral del Oráculo de Delfos. Acerca de cada uno de ellos podríamos reflexionar en lo personal, me parece que podríamos aplicarlos más, ya que la sabiduría es para cualquier lugar y tiempo.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares