/

CaBayo de Troya – Camino sin retorno

Estamos frente a un camino sin retorno en donde, al final de esta pandemia, México ni el mundo serán lo mismo y ya se verá quién hizo bien o mal las cosas, qué país actuó bien o mal, quién con demagogia y quién de manera razonable. Si bien es cierto, que nadie estaba preparado para estos momentos, lo que sí es un hecho, es que las instituciones deben estar preparadas para salvaguardar la salud, y todos los daños colaterales que esto va a acarrear de manera inevitable. 

Hasta el momento, no se sabe que la Secretaría de la Función Pública se manifieste en contra de los servidores públicos que omitan hacer bien su trabajo o abusen de él. Tampoco que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) emita lineamientos de emergencia de acuerdo a las reglas de operación, o pronunciamientos acerca de que no existan abusos en los precios de productos básicos, servicios y nada que altere a la economía golpeada –de por sí– por la corrupción ancestral.

Así como existen cadenas de autoservicios que hacen bien su trabajo, que no especulan y apoyan con ofertas, también hay abusos, sobre todo cadenas del sureste, zona golpeada. Entre las empresas comprometidas con sus clientes está Chedraui, pero hay otras que acaparan y desabastecen el consumo ordinario. 

También existe un número importante de proveedores de material de protección bacteriológica que hoy están haciendo su agosto e incrementan los precios de manera irregular en productos como gel antibacterial, tapabocas, etcétera. Se necesita un plan de acción inmediata para pasar este trance lo menos afectados posible y no transgredir la raya. 

Hay una pequeña diferencia en la línea, que va entre lo moral e inmoral en un momento de crisis. Este es un trabajo de la sociedad, quien debe ser quien diga qué es lo incorrecto, y que el gobierno actúe de buena manera. 

En esta situación de emergencias, hay algunas instituciones que están haciendo bien las cosas, como el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre), quien ha tomado buenas medidas para evitar pruebas “patito” del Covid-19. 

Lo dicho, es tiempo de unirnos, denunciar a quien no esté haciendo bien su trabajo en la administración pública, y poner nuestro granito de arena para salir airosos de esta alerta mundial.

carlos.bayo@angelmetropolitano.com.mx

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.