En México…arranca, de facto, la fase dos por Covid-19

Las medidas anunciadas por la jefa de Gobierno, así lo confirman; el subsecretario López Gatell sigue con pifias y salen a relucir sus errores durante la contingencia por la influenza en 2009

Entramos –de manera extraoficial– a la fase dos por la emergencia sanitaria del coronavirus. Pese a que al cierre de esta edición el gobierno no la había decretado como tal, las medidas anunciadas por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, así lo confirman, por lo menos en la Ciudad de México.

Todavía no se informa de manera oficial de algún caso de contagio local –uno de los puntos para que se active la siguiente fase–, pero en los hechos ya se estaban instrumentando medidas para que entremos a la segunda etapa del plan de contingencia, aunque el gobierno se niegue a anunciarla como tal.

Ayer domingo por la tarde, Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno capitalina, acompañada de los 16 alcaldes de la Ciudad de México, anunció que a partir de hoy lunes –y en algunos casos, martes y miércoles, de acuerdo a ajustes–, quedarán cerrados todos los museos de la capital, así como baños de vapor y gimnasios; “quedan cerrados o no podrán realizarse eventos masivos en las iglesias, quiero decir que estamos ahí ya en coordinación con distintas iglesias, particularmente la Iglesia católica”.

De igual forma, dijo que cerrarán cines, teatros, deportivos, zoológicos, Pilares, Cendis, “y vamos a buscar internamente la reducción de hasta el 50 por ciento de todos los trabajadores que no tengan labores operativas sustantivas en las alcaldías, para que puedan permanecer en su casa, además de los esquemas que ya lanzamos en donde las madres y padres de familia que tengan un hijo, hija que no van a ir a la escuela a partir del lunes, se queden en su casa”.

También, Sheinbaum Pardo adelantó que las personas que tengan alguna enfermedad, que sean trabajadores y trabajadoras del Gobierno de la CDMX, también puedan quedarse en su casa, y los adultos de 68 años y más, que sean trabajadores del Gobierno de la Ciudad, pueden faltar para quedarse en su hogar.

La jefa de Gobierno también hizo un llamado para que todos los eventos públicos y privados no puedan ser de más de 50 personas. Es decir, en los hechos, ya entró en vigor la fase dos… aunque las autoridades no lo quieran reconocer ni aceptar como tal.

La crisis de la influenza y Hugo López-Gatell

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, todavía lleva la voz cantante para informar –todos los días– a la opinión pública sobre las cifras y detalles del Covid-19 en nuestro país.

Pese a que ha cometido pifias y ha tratado de explicar las incidencias con ejemplos burdos y que se prestan a chistes, aunado al hecho de que no está reportando todos los casos de pacientes infectados, sigue en su cargo.

Tal vez el presidente Andrés Manuel López Obrador se dejó impresionar por su currículum vitae, pero no se enteró de algunos de sus antecedentes, como cuando le tocó afrontar la crisis por la influenza en México, hace 11 años.

Y es que Hugo López-Gatell, como director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud –en el sexenio de Felipe Calderón–, tardó demasiado tiempo en reaccionar ante los brotes atípicos de neumonía en marzo y principios de abril de 2009.

López-Gatell también falló al no darle la información correcta de los casos de influenza a Mauricio Hernández –entonces subsecretario de Salud–, pues mezcló los números de pacientes confirmados con los que estaban por confirmar, lo que derivó en información imprecisa, que a la postre llevó a tomar decisiones erróneas.

Con esos datos del brote epidemiológico, se emitió una alerta tardía, el 23 de abril, lo que derivó en medidas desfasadas y severas. Por ende, parte de la crisis generada por esa pandemia se le atribuye a Hugo López-Gatell, quien fue removido de su cargo por el entonces secretario de Salud, José Ángel Córdova.

Y ahora, anotan analistas políticos como Raymundo Riva Palacio, el subsecretario de Salud –el hombre de confianza del Presidente– “lo está encausando a tomar decisiones tardías y erráticas, que ponen en alto riesgo al país, al mal informarlo y al desinformar a la nación durante sus conferencias de prensa para reportar el estado de la epidemia del coronavirus en el país.

La información es crucial para la toma de decisiones correcta, así como también la reacción veloz que se requiere para contenerla. Pero como no lo hizo en 2009, tampoco en la actualidad”.

El mismo analista, reportó que los primeros 12 casos confirmados de coronavirus fueron dados a conocer el miércoles 4 de marzo en la noche, pero desde dos semanas atrás, López-Gatell “ya había recibido información de varios estados de una docena de casos de neumonía atípica. Así como ignoró los reportes hace 10 años, lo hizo en esta ocasión. 

Avisos, sí ha tenido”. Por ello, no son pocas las voces que piden su renuncia, al no cumplir con su encomienda en esta crisis provocada por la epidemia del Covid-19

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares