Clases a distancia por Covid-19, estrategia pulsátil contra paros feministas en la UNAM

CIUDAD DE MÉXICO.- Como se publicó en la gaceta UNAM el pasado 19 de marzo , a causa de la contingencia por el coronavirus Covid-19, las clases que no han comenzado en algunas facultades –que ni siquiera han abierto sus puertas por los paros a causa de la violencia de género–, pretenden ser llevadas a cabo de manera electrónica a la distancia, lo que significa una estrategia pulsátil contra las activistas feministas de la universidad nacional.

“Las actividades académicas a distancia deberán mantenerse durante todo el periodo de contingencia”, señalaron las autoridades universitarias en la gaceta UNAM, al especificar que “los efectos que contemplan los presentes acuerdos serán aplicables a todas y cada una de las entidades académicas y dependencias de esta Casa de Estudios ubicadas en el territorio nacional”.

Sin embargo, esto, además de representar un albazo para las activistas feministas de la universidad, con el objetivo por parte de las autoridades para levantar sus paros de manera virtual, también conllevaría el rezago educativo de los estudiantes que no cuenten con equipo de cómputo personal, de las facultades que sí vieron interrumpido su semestre a causa de la contingencia.

Pues tan solo el 34.42 por ciento de los estudiantes de primer ingreso, tanto de nivel bachillerato, como de nivel licenciatura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), no tiene computadora personal, de acuerdo con datos del Portal de Estadística Universitaria, enfocados al año pasado.

Mientras que solo el 65.57% de los alumnos de primer ingreso de todos los niveles de la máxima casa de estudios, podría cumplir con las exigencias académicas de los programas educativos desde sus hogares, pues tienen el privilegio de tener una computadora.

Al respecto, el prefesor de la carrera de Economía de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, Alfredo Bravo se cuestiona: “¿Nos dará la UNAM los medios financieros y tecnológicos para trabajar en casa?” Mientras él mismo se responde: “No. Lo único que puede y debe hacer es prolongar el semestre, el número de semanas que dure la contingencia”.

Asimismo, Bravo critica que “el rector (Enrique Graue) está contra la pared con el movimiento feminsta”, por lo que esta decisión tomada de manera unilateral, al modificar las condiciones de trabajo sin base en estatuto o contrato colectivo de trabajo alguno, sería para salirse por la tangente.

Cabe puntualizar que el sábado 21 de marzo, las autoridades universitarias a través de la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM, solicitaron a las paristas entregar las instalaciones tomadas, como excusa por la contingencia.

“La Universidad Nacional Autónoma de México hizo entrega formal de una carta a las personas que mantienen los paros de actividades en algunos planteles del bachillerato y en algunas facultades, en la que, entre otras cosas, se les exhorta a que devuelvan las instalaciones ocupadas, con el fin de estar en condiciones de llevar a cabo las medidas sanitarias para mitigar la dispersión de contagios por el virus del COVID-19, y salvaguardar su salud ante la epidemia”, informaron en un comunicado.

Además las autoridades universitarias sin precisar la cantidad de insumos que entregaron a las activistas feministas para evitar la propagación de la enfermedad respiratoria, les solicitaron que en caso de no entregar las instalaciones, tomen las medidas sanitarias que se recomiendan.

Las estudiantes organizadas en contra de la violencia de género de las Facultades de Filosofía y Letras, y de Ciencias Políticas y Sociales, acusaron que las autoridades de la UNAM les entregaron “un botezote” con solo 5 litros de gel antibacterial, para toda la contingencia, de acuerdo con el abogado Víctor Caballero, acompañante de estudiantes víctimas de la violencia.

Por su parte, Matilde Rico, profesora de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Fes Aragón, ubicada en el municipio de Nezahualcóyotl, relató que “una maestra dijo que no tenía Internet en su casa”, al agregar que “otros maestros pidieron trabajos en equipo y exposiciones en línea”, para resolver las exigencias de las autoridades universitarias, sin embargo, critica que estas medidas son absurdas, pues se “suspenden las clases para que no haya supuesto contagio”.

Lo que coincide con la visión del economista Alfredo Bravo, quién además señaló que hay estudiantes en la FES Aragón que viven en las colonias más marginadas de este y otros municipios del Estado de México, para quienes sería imposible llevar a cabo las clases virtuales.

“En (FES) Iztacala, por lo menos para idiomas, hay plataforma. Tuve clase con mis alumnos y no les gustó puesto que muchos tuvieron problemas de conexión; el cambio fue bastante rápido para ellos y pagaron para curso presencial, y no en línea”, expresó una docente de la FES ubicada en el municipio mexiquense de Tlalnepantla, quien solicitó a Ángel Metropolitano no difundir su identidad.

“El departamento de idiomas les dio la facilidad de cancelar su inscripción a este bimestre y cursar el próximo sin problemas, pese a que estamos en un mundo donde la educación ya puede ser en línea, no todos están acostumbrados a ella”, agregó la profesora.

Y una estudiante de modalidad a distancia, en el mismo tenor sostuvo que “tanto la plataforma como los asesores son muy deficientes. Si para una carrera que consta de 9 semestres el sistema deja muchísimo que desear, dudo mucho que se pueda implementar una medida así para casos de emergencia”.

Mientras que Raúl Puente, profesor de la Facultad de Ingeniería, ante la contingencia asignó lecturas semanales a sus estudiantes, “con ejercicios que suben a Google Classroom, y un video auxiliar los sábados en donde discuto puntos importantes de qué leyeron y las dudas que me hicieron llegar”, y agregó que es “lamentable que muchos colegas decidieran suponer que todo el cuerpo estudiantil tiene acceso a una computadora personal y/o internet 24/7”.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares