En esta ocasión hablaremos del amor platónico…

Por Rosario Sarmiento

Platón, filósofo griego del siglo V a.C., es considerado como uno de los más grandes pensadores de la filosofía.  Seguidor y gran admirador de Sócrates; formó la Academia, una de las grandes escuelas de la antigüedad y fue durante muchos años maestro del gran Aristóteles.

Platón y Aristóteles representan los dos grandes pensamientos opuestos en donde se resumen muchas de las ideas de la cultura Occidental.

La idea del amor platónico entendida hoy hace referencia a un amor imposible, sin embargo, esta idea en Platón significa el amor de las almas, es el amor que busca la sabiduría, la verdad, el bien y la belleza. Es desear que la persona amada sea lo más feliz posible.

Platón nos cuenta a través de mitos la historia del amor:

Uno de ellos es el que se refiere al nacimiento de Eros quien fue concebido en una fiesta en honor a Afrodita (diosa de la belleza). Sus padres fueron Poros el dios de la abundancia y Penia, su madre que representa la pobreza; de ahí que Eros busca lo que le falta y a su vez da aquello que tiene en abundancia

Creo que Platón tiene razón al explicar que no hay amor perfecto, siempre es un deseo de lo que no se tiene y al mismo tiempo en el amor entregamos nuestra mejor forma de existir. Dar y recibir, carencia y abundancia al mismo tiempo. Es pobreza y abundancia.

También Platón explica el amor con otro mito en el dialogo El Banquete. Antes de esta vida existían los andróginos que eran dos seres pegados en uno solo. Había tres tipos, un hombre y una mujer unidos, dos hombres y la tercera forma, dos mujeres. Pues bien, estos andróginos tenían cuatro brazos y piernas y estaban unidos por el vientre. Los andróginos eran fuertes y valientes y llegaron a retar a Zeus, quien enfurecido los mandó cortar a la mitad. Por eso en esta vida pasamos el tiempo buscando a nuestra otra mitad. De ahí que existan relaciones heterosexuales y homosexuales. Ada quien, buscando a su otra mitad, aquella de la que fuimos cruelmente desprendidos por la ira de Zeus.

Lector querido encontraste ya a tu media naranja, eres sólo una mitad y la otra ¿la seguirás buscando toda la vida?

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares