México como país feminicida, en acto y en potencia

Por Pamela García Olivas

México es el país en el que cada día hay 9 feminicidios y en donde la mayoría de los casos se queda impune, ya sea por negligencia de las autoridades o por complicidad de las mismas. Recordemos que los datos que miden la violencia de género en diferentes ámbitos nos ayudan a entender la escala del problema a nivel nacional, pero que las mujeres no somos números. Cada mujer que es asesinada por el machismo y la misoginia, fue una persona de carne y hueso y un compendio entero y complejo de historias y de sueños. 

La deuda que tenemos como sociedad con cada una de ellas es eterna, y solo podemos empezar a pagarla poniéndoles nombre y gritándolo, poniéndoles cara, recordando quiénes fueron y luchando todos los días porque se haga justicia. México es un país feminicida en acto cuando las autoridades nos revictimizan, nos ignoran y nos niegan el acceso a la justicia. Esta inaccesibilidad y total abandono del Estado a las mujeres, es lo que lleva a la culminación de la violencia machista representada en el feminicidio.

México es un país feminicida en potencia cuando el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, propone quitar la tipificación del feminicidio del Código Penal Federal, lo cual Inmujeres y los diferentes organismos feministas consideran un terrible retroceso en materia de Derechos Humanos, impartición de justicia e igualdad social. También lo es cuando no hay una política pública de seguridad con perspectiva de género que asegure que se está trabajando para ver un cambio inmediato en términos de disminución de violencia de género ni un cambio a futuro respecto a la cultura predominante patriarcal y machista. Es preocupante ver la situación actual del país, pero es aún más alarmante el hecho de que no parece que la situación vaya a mejorar.

La violencia de género es un problema sistemático y estructural que requiere medidas estatales en específico en los ámbitos penal y educativo. Cada mes que pasa nos faltan oficialmente 270 mujeres, cada semana que pasa nos faltan 63 mujeres, cada día que pasa nos faltan 9 mujeres y cada dos horas y media que pasan nos falta una mujer, pero ¿cuántos casos no llegan a registrarse en nuestro sistema de justicia deficiente? Nada más en el 2019 se registraron 3142 asesinatos de mujeres y solo el 23% de ellos están siendo investigados como feminicidios, lo cual es un error según los diferentes organismos de la sociedad civil que se dedican a la investigación y generación de datos en el campo de la violencia de género en México.

Eliminar el feminicidio como delito sería desconocer la obligación que tiene el Estado mexicano con las mujeres y su seguridad. El fin de semana a Ingrid Escamilla la asesinó su pareja, primero la apuñaló y luego la desolló. Eso nos hace el machismo y la misoginia a las mujeres, eso fue un crimen de odio. 

La insensibilidad de la población y la burla cuando se filtraron las fotos del cuerpo de Ingrid son inaceptables. Estamos hartas de que nos maten y de que la sociedad machista intente justificarse al hacerlo. 

No estamos todas, nos faltan miles de hermanas pero no dejaremos que se olviden ni sus nombres ni sus voces.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares