Estados Unidos renovará exenciones sobre el trabajo nuclear de Irán

Por Ricardo Sarraf

Reuters reporta que Estados Unidos permitirá que empresas rusas, chinas y europeas continúen trabajando en sitios nucleares iraníes, para así impedir que Irán desarrolle un arma nuclear; aunque, impondrá sanciones a su entidad nuclear y altos funcionarios.

La administración de Trump que en 2018 se retiró del acuerdo nuclear de Irán de 2015 y volvió a imponer sanciones a Irán permitirá que el trabajo termonuclear de Irán avance.

La renovación de las exenciones por 60 días permitirá que continúe el trabajo de no proliferación en el reactor de agua pesada de Arak, la planta de energía nuclear de Bushehr, el reactor de investigación de Teherán y otras iniciativas de cooperación nuclear.

Un funcionario estadounidense anónimamente confirmó las exenciones ante Reuters. El funcionario y diplomático dijo que Ali Akbar Salehi, jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (AEOI), y la organización en su conjunto serían sometidos a sanciones estadounidenses. Se espera que el Departamento de Estado de EE.UU. haga un anuncio a más tarde el jueves.

En noviembre, Washington puso fin a la exención de sanciones relacionadas con la planta nuclear Fordow de Irán después de que Teherán reanudó el enriquecimiento de uranio en el sitio subterráneo. Según el acuerdo de 2015 entre Irán y seis potencias mundiales (Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos), Teherán acordó limitar su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones económicas que habían paralizado su economía.

Cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, abandonó unilateralmente el acuerdo en mayo de 2018 volvió a imponer las sanciones de los Estados Unidos en una campaña de “máxima presión” diseñada para obligar a Irán a regresar a la mesa de negociaciones.


Sin duda, la decisión de sancionar a Salehi y al AEOI tendrá un impacto en el programa civil nuclear de Irán, el cual tiene control operativo sobre el programa, incluida la compra de piezas para instalaciones nucleares.

Esto impedirá, al menos por un tiempo, la proliferación de armas nucleares en Irán. El diplomático dijo que EE.UU. probablemente había optado por extender la exención porque algunas empresas rusas también proporcionan combustible nuclear a las instalaciones de Estados Unidos, causando un posible dolor de cabeza por el cabildeo en Washington.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares