El mensaje tras las rejas de Jennifer López

Por María Cristina Hall

Dos cuerpos tomaron el escenario del Superbowl: nos cautivaron, nos enorgullecieron, nos empoderaron. Dos mujeres latinas hicieron bailar al mundo entero con sus ritmos y lentejuelas, pero… ¿acaso nos perdimos algo?

Mientras sonaban “Born in the USA” y “Let’s Get Loud”, la hija de Jennifer López, Emme, salió a cantar con decenas de niñas. Dieciocho chicas flotaron sobre el escenario en unas estructuras de metal ovaladas, como jaulas de pájaro que daban vueltas sobre sí. A la vez, se proyectó lo que parecía una reja enorme con luces rojas.

El día siguiente, la estrella puertorriqueña escribió: “Otros podrán intentar construir muros, dejarnos fuera, o meternos dentro de jaulas. Nos enorgullece que nuestra unión es lo que hace de este país algo realmente grandioso”.

Así, la estrella puertorriqueña esclareció lo que sospechábamos: las estructuras que representaban las jaulas en que se encerraron a más de 2 mil 500 niños migrantes, en su mayoría centroamericanos, que fueron separados de sus familias y encarcelados en la frontera bajo una política de Trump entre julio de 2016 y junio de 2017.

El Superbowl lleva tiempo siendo un performance politizado. De hecho, Shakira y Jennifer López accedieron al contrato del medio tiempo un año después de que Rihanna y Cardi B lo rechazaran. ¿Por qué? Se solidarizaron con Colin Kaepernick, jugador estrella de los San Francisco 49ers que fue relegado de la NFL por haber protestado la falta de equidad racial en Estados Unidos.

Kaepernick, además, fue muy criticado por el presidente Trump por ponerse de rodillas cada vez que se entonaba el himno nacional antes del partido. Específicamente, el jugador protestaba la brutalidad de la policía estadounidense contra las minorías del país, sobre todo por las muertes de chicos afroamericanos a manos de la policía y la encarcelación desproporcional de personas de color. En 2019, Rihanna y Cardi B aprovecharon los 13 minutos que todo el mundo ve para mandar un mensaje contundente.

Esta vez, Jennifer López y Shakira llegaron como “azúcar amargo”. Sus cantos y bailes realmente fueron multiculturales: incluyeron a un zapateado tradicional de Colombia, danzas africanas, la bandera de Puerto Rico y más. Aunque las dos superestrellas se distanciaron de la solidaridad que mostraron Rihanna y Cardi B en su momento; no ligaron sus protestas contra el encarcelamiento de niños con los reclamos de Kaepernick en cuanto a la reclusión de personas de color.

Más bien, utilizaron bailes y ritmos afrocaribeños sin solidarizarse con la causa del 2019: Shakira hasta cantó el éxito “I Like It” que se popularizó originalmente con Cardi B. Al mismo tiempo, no cabe duda de que JLo y Shakira afirmaron que la NFL, y por extensión Estados Unidos, son espacios donde bien pueden brillar las voces latinas, aunque sea de manera simbólica, pues las políticas migratorias de tolerancia cero siguen en pie.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares