Administrativas acusan abuso sexual en CCH Oriente

La violencia de género que se vive en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es pareja tanto para alumnas, trabajadoras y hasta profesoras, algo que se ha salido de control para el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, que ha evadido el tema, por lo tanto no ha dado soluciones, y es que empleadas víctimas de acoso del plantel Oriente, señalaron que nunca recibieron la ayuda adecuada a pesar de denuncias penales.

Una de las víctimas de abuso sexual, afirmó que la instancia que tiene la UNAM para brindar atención a los casos de violencia de género dentro de la comunidad universitaria, de nombre la UNAD, no ayuda a las víctimas, más bien protege a los empleados de confianza acosadores, haciendo que ahora también sean hostigadas laboralmente.

“Y es que la medida de la UNAD es mandar el acta levantada al director de dicho plantel, el cual no soluciona el problema, y sus funcionarios te agarran del encargo y empieza el hostigamiento laboral, sale peor denunciar que callar”, dijo.

La empleada del plantel Oriente, señaló que tras haber denunciado en la PGJ por abuso sexual a su jefe de área, el plantel no hizo nada contra el victimario, solo restringió estar juntos en el mismo horario.

“En mi caso yo tengo una denuncia en la PGJ por abuso sexual contra mi jefe, lo cual yo creía que era acoso sexual, pero ahí me explicaron que cuando la persona ya se repega, se maneja como abuso sexual, lo único que hicieron el año pasado fue restringir estar juntos, en mi horario el permanecería fuera de mi área hasta este año”, señaló.

En varios planteles el estudiantado ha buscado la erradicación de la violencia machista, la mejora de los servicios médicos y la atención de las demandas en general.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.