Primera ministra de Finlandia, Sanna Marin: la jefa de Estado más joven del mundo

Ella misma costeó sus estudios universitarios, a través de varios empleos que tuvo desde los 15 años, entre ellos ser encargada de una panadería…

En diciembre de 2019, el entonces primer ministro Antti Rinne dimitió a su cargo en Finlandia, lo que posibilitó la llegada de Sanna Marin, quien fue designada por el Partido Social Demócrata por su formación y experiencia.

Los 34 años de edad y el ser mujer, hacen que Marin “destaque entre sus predecesores, que en su mayoría han sido hombres de 50 años”, apunta CNN, con base en Timo Miettinen, investigador del Departamento de Estudios Políticos y Económicos de la Universidad de Helsinki.

Una familia “diferente”, a la medida de una servidora pública diferente

La primera ministra se formó en una familia poco convencional, distinta en muchos sentidos a las del resto de los líderes mundiales. Cuando era una niña sus padres se divorciaron, esto debido a los problemas de alcoholismo que padecía su padre, según confirmó en su blog personal en 2016.

Luego del divorcio, su madre inició una relación con otra mujer, por lo que –desde entonces– Sanna Marin fue criada por dos madres.

Habitaban un departamento alquilado, al norte de Helsinki, y aunque vivían de una manera humilde, lo hacían en un espacio alquilado y, a pesar de no tener mucho dinero, Marin escribió que tenían una abundancia de amor.

En diversas entrevistas, la ahora primera ministra de Finlandia ha contado que en el colegio sufrió el estigma de venir de un hogar lesboparental, pero asegura que haber crecido en una familia diversa ha marcado sus valores políticos.

Para mí, todas las personas siempre han sido iguales. No es una cuestión de opinión, es la base de todo.

Comenzó a trabajar desde los 15 años, su primer trabajo fue en una panadería, al tiempo que repartía revistas en la escuela secundaria para ganar dinero extra para poder ingresar a la universidad. Y, al final, sus esfuerzos rindieron frutos, pues fue la primera integrante de su familia en asistir a la universidad.

Su historia política

Entró al mundo de la política con solo 20 años de edad y, desde 2012, su ascenso dentro de las filas del Partido Social Demócrata de Finlandia ha sido imparable: inició como concejal de su ciudad, fue presidenta del consejo municipal, posteriormente realizó trabajo parlamentario a nivel nacional, también fue como ministra de Comunicación y Transportes.

Si bien su historia es un caso de éxito y esfuerzo, en muchos sentidos, no ha estado exenta de las críticas, ya que algunas personas han usado como excusa que Marin tuvo un trabajo de cajera en una panadería para tratar de desacreditarla e, incluso, humillarla.

Uno de los casos más sonados al respecto, que incluso alcanzó implicaciones políticas internacionales, fue cuando el ministro del Interior de Estonia trató de denostar a Marin, llamándola “vendedora” de forma despectiva y cuestionando así su capacidad para dirigir el país. 

Esto fue lo que dijo el 15 de diciembre contra Sanna Marin:

Ahora podemos ver que una vendedora se ha convertido en primera ministra y que un activista de la calle y una persona sin educación se ha convertido en miembros del Gobierno. ¡Esto pone los pelos de punta!

Un verdadero ejemplo de líder de Estado

Sin embargo, Sanna Marin aprovechó esos comentarios desafortunados para resaltar las bondades de su país Finlandia, exaltando que el país de las oportunidades para todos.

“Estoy extremadamente orgullosa de Finlandia. Aquí el hijo de una familia pobre puede educarse y alcanzar sus objetivos en la vida. Y un cajero de supermercado puede convertirse incluso en primer ministro”.

Luego de eso, Estonia se disculpó con Finlandia por los comentarios, hechos por el líder del partido de extrema derecha EKRE, Mart Helme.

Sin duda, Marin ha honrado sus raíces haciendo una política humanitaria, apegada a las ideas de izquierda, pues ha apoyado el aumento de la entrada de refugiados y ha elevado los impuestos para apoyar la asistencia social del Estado.

De acuerdo con CNN, varios analistas internacionales han destacado que Sanna Marin puede ser el ejemplo para otros grandes líderes mundiales. 

También te puede interesar: Ana Botín… la mujer detrás de la dirección de Banco Santander

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares