El coronavirus de Wuhan

Ricardo Sarraf

Por ahora, muchos ya han oído del coronavirus, un nuevo virus misterioso que está arrasando partes de Asia e infectando a cientos de personas desde que se detectó por primera vez en Wuhan, China, en diciembre pasado. Se le ha denominado el Virus Wuhan, o 2019-nCoV, y pertenece a la familia de coronavirus, que causa síntomas similares al resfriado. Se le considera “zoonótico” y puede transmitirse entre animales y humanos. 

La fuente exacta del origen aún no se ha determinado, se ha confirmado la transmisión de persona a persona y las autoridades sanitarias chinas dicen que el virus ha mutado y probablemente se extenderá aún más. Se cree que la nueva enfermedad se originó en un mercado de mariscos en Wuhan, una ciudad densamente poblada en el centro de China, hogar de aproximadamente 11 millones de personas. También se sabe que en aquel mercado se vendían carnes de animales exóticos tales como de cocodrilo y perro.

Se han reportado casos en Europa, Estados Unidos, Japón y otras partes de Asia. Próximamente, durante el Año Nuevo Chino (un periodo anual con un incremento de migración sustancial), se teme que esta crisis en Wuhan pueda convertirse fácilmente en una pandemia. 

A todo esto, se ha puesto en duda la capacidad del Gobierno Chino para cooperar. En el 2003, el SARS –un coronavirus similar al de Wuhan– golpeó a China dejando más de 800 muertos. Durante la epidemia que afectó a millones de personas alrededor del mundo, China tuvo como prioridad mantener su nombre limpio; esto significaba esconder a los medios mundiales la severidad de la epidemia al igual que la negligencia propia del gobierno chino. 

Actualmente, parece que las cosas han cambiado. Para impedir la propagación del Virus Wuhan, la OMS ya ha aconsejado a los gobiernos que estén preparados para la enfermedad, enfatizando la importancia de dar a conocer los síntomas que produce. Varios países ya han comenzado a examinar a los viajeros de China en busca de fiebre y tos.

La semana pasada, los aeropuertos de Los Ángeles, Nueva York y San Francisco comenzaron a evaluar los vuelos que llegan desde Wuhan, y muchos otros aeropuertos más comenzarán a hacerlo esta semana. Ya existe un alto nivel de atención global hacia esta nueva enfermedad. En caso de que el gobierno chino no coopere, ya existe un esfuerzo a nivel global para combatir y contener al virus.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares