CaBayo de Troya – Educación, tema pendiente…

Carlos Bayo Martínez 

México es un país rico con gente pobre, y no por gusto… 

Muchos millones de pesos se han gastado en bibliotecas, falsos programas y una incipiente educación, que está secuestrada por sindicatos, malos maestros y demás vicios. Sin duda hay maestros de vocación, y a ellos no hay que dejar de valorarlos, pues han entregado su vida por la educación sin importarles las grillas ni las condiciones precarias en las cuales muchas veces deben desempeñar su labor. Pero otros profesores, tal parece, están más enfocados en sus movimientos sindicales, marchas, protestas y descuidan por consiguiente a sus educandos, para lo cual fueron contratados.

 Por otro lado, los que más salen perdiendo son los alumnos, quienes no tienen la culpa de las pugnas sindicales, ni de los paros y mucho menos de las marchas. Esas pugnas sindicales no les interesan, pues son ajenas a su realidad y comprensión. Atrás, muy atrás, quedaron los tiempos de aquellos maestros rurales, verdaderos héroes y paladines de la educación, que con magros recursos sacaban adelante a sus alumnos y se involucraban con su bienestar y desarrollo. 

Ahora solo hay un puñado de ellos que, con lo mínimo indispensable y mucha vocación, cumplen con sus tareas educativas para con sus estudiantes. De poco o nada han servido tantos programas educativos en México a través de los años. Cada sexenio llegan nuevos gobernantes y cambian las reglas, prometiendo que los cambios serán benéficos, pero el retroceso es evidente. Aún se recuerda, por citar un ejemplo, los pizarrones electrónicos e “inteligentes” que se adquirieron en el sexenio de Vicente Fox, a un costo millonario, pero que no sirvieron… 

Aún más, muchos de ellos se instalaron en escuelas que carecían de electricidad. Ignominia pura. ¿Por qué no voltear a ver los modelos educativos de la India, Islandia o Noruega?, donde los programas a largo plazo funcionan, y ver los resultados más que sobresalientes. La gente en México se pregunta si faltará mucho tiempo para castigar a aquellos servidores públicos que desaparecieron presupuestos millonarios sin dejar nada, más que huecos y desventaja global en materia educativa. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene un gran proyecto de universidades públicas, que permanece en espera de ser implementado. Tenemos un gran reto como sociedad y gobierno para fortalecer la educación, y no estar cambiando programas falsos por gustos políticos.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares