Alertan sobre emisiones del CO2 y sus consecuencias

La hipótesis de que el asteroide no fue lo único que mató a los dinosaurios, hace unos 65 millones de años, toma mayor fuerza

Investigadores de la Universidad de Northwestern de Estados Unidos, alertaron que las emisiones actuales de dióxido de carbono (CO2) “tendrán consecuencias”, al tomar en cuenta los registros geológicos respecto al cambio del clima en el sistema Tierra. 

“No podemos ignorar el registro geológico. El sistema Tierra es sensible a cambios rápidos y profundos en el CO2. Las emisiones actuales tendrán consecuencias”, apuntaron. De los muchos campos de la ciencia que nos permiten acceder al conocimiento de nuestro entorno y de nosotros mismos –de manera interdisciplinaria–, se encuentra la paleontología, la biología y la geología, que ha llevado a preguntarnos y comprender cuestiones incluso como la extinción de los dinosaurios en el planeta, que no se debió únicamente al impacto de un asteroide. 

En lo que ahora es la península de Yucatán, en México, pero de hace unos 65 millones de años, ocurrió el impacto de un asteroide de 10 kilómetros de diámetro, lo que provocó el cráter de Chicxulub. Un choque histórico calculado con la potencia de diez mil millones de bombas atómicas como la que terminó con la segunda Guerra Mundial, en Hiroshima, Japón. Pero tras el asteroide, se extinguió.

Algo extraño ya ocurría antes del gran impacto en la Tierra, gracias a los fósiles de conchas de almejas y caracoles, analizados por investigadores EDITOR: Andrés Coria el 75 por ciento de la vida en la Tierra… Ahora se ha fortalecido la hipótesis, de que algo extraño ya ocurría antes del gran impacto en la Tierra, gracias a los fósiles de conchas de almejas y caracoles, analizados por investigadores de la Universidad Northwestern de Estados Unidos. Sus hallazgos confirman que hace 66 millones de años, los océanos se estaban acidificando a causa de una drástica liberación de CO2. 

De acuerdo con Geology, publicación de The Geological Society of America, se llegó a la conclusión de que los océanos ya estaban en una situación de inestabilidad. Así, la hipótesis de que el asteroide no fue lo único que mató a los dinosaurios toma mayor fuerza en su campo. Dentro de este círculo científico, los investigadores, desde hace años, han pensado que antes del impacto del asteroide, la actividad volcánica liberó a la atmósfera sustanciales proporciones de dióxido carbono, lo que ocasionó la acidificación de los océanos, así como azufre y aerosoles, como para enfriar el clima en todo el orbe.

 A través de un comunicado, Benjamin Linzmeier, el principal autor de la investigación, expresó: “nuestros datos sugieren que el medio ambiente estaba cambiando antes del impacto del asterioide (…). Estos cambios parecen tener correlación con la erupción de las escaleras de Decán”, una gran región situada actualmente cerca de Bombay. 

Por su parte, otro autor de la investigación, Andrew D. Jacobson, expresó que “la Tierra estaba claramente bajo mucha presión antes del evento de extinción masiva (…) El impacto del asteroide coincidió con un momento de inestabilidad del ciclo del carbono. Sin embargo, esto no quiere decir que tengamos la respuesta a qué causó realmente la extinción”.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares