Manipulación psicológica y emocional

Mónica Schekaiban

La manipulación es lo más denigrante para la humanidad, puede desarrollarse en cualquier tipo de relación o en diversos espacios sociales, como en la familia, escuela, política, religión y economía.

El manipulador es aquella persona que utiliza a los demás para lograr sus objetivos, satisfacer sus necesidades, obtener beneficios personales, sin importarle que pueda dañar a otro; no reconoce el valor de los demás, “son cosas” que pueden manejar a su antojo.

Tipos de Manipulación

  1. Manipulación mental: Es la toma de control del manipulador sobre otro individuo para intentar eliminar su juicio crítico y distorsionar su capacidad reflexiva, influyendo en el pensamiento, emociones y acciones de la persona.

¿Dónde se utiliza?

  • Publicidad subliminal para orientar las preferencias del consumidor.

  • Algunos políticos y religiosos presentan una visión alterada de la realidad para inducir un cierto comportamiento en el pueblo.

  • En los medios de comunicación alteran la información al dar las noticias.

  1. Manipulación emocional: Es una forma de control que se da a través del miedo, culpa u obligación, con la intención de conseguir que la otra persona actúe a favor del manipulador. El objetivo principal es ganar poder en la relación.

«La manipulación prospera en los que dicen ‘sí’ compulsivamente a todos, y en los que son débiles a la hora de defender sus derechos.» Walter Riso.

Todos hemos estado involucrados alguna vez en alguna situación parecida, a veces como víctimas y otras como verdugos, pero estamos tan acostumbrados a estas situaciones que nos volvemos muy susceptibles a ellas, incluso a veces se nos dificulta detectar la manipulación.

Hay frases, mediante las cuales el manipulador intenta inflingir miedo para conseguir lo que desea, como: “Allá tú con tu decisión”, “Si me quisieras no harías eso” o “Tú sabrás lo que haces”, por mencionar solo algunas. El manipulado acepta los chantajes para evitar las consecuencias de las amenazas o enfado del chantajista.

Rasgos característicos del manipulador

  • Detectan las debilidades del otro y se aprovechan de ellas para utilizarlas a su favor.

  • Es sumamente controlador.

  • Es tenaz, busca cualquier medio para conseguir lo que quiere.

  • A veces es agresivo.

  • Se hace las víctima para no dejar ver sus inseguridades y miedos.

Hay diferentes grados de manipulación, algunos pueden ser inocentes e inofensivos, pero otros son tan retorcidos que pueden provocar daños psicológicos a la otra persona e incluso, en un grado extremo, pueden provocar heridas emocionales muy difíciles de sanar.

Para poder evaluar si estás siendo manipulado, lo mejor es quedarse quieto por un momento, sin reaccionar; debes mirar en tu interior y evaluar las emociones que la situación está provocando en ti… Si hay sentimientos son negativos,  como a frustración, desasosiego, culpa, enojo o tristeza: debes tomar cartas en el asunto y no permitir que influyan en tus decisiones para complacer al otro.

Nadie tiene el derecho de dirigir tus acciones, no permitas nunca que sometan tu voluntad, a menos que sea un caso de vida o muerte. 

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares