CaBayo de Troya – Los ahorros de la 4-T

Por Carlos Bayo Martínez

Uno de los preceptos de la 4-T puestos en marcha por la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, es el ahorro. La austeridad republicana implementada desde el primer día de su gobierno, le ha permitido al gobierno economizar en muchos rubros, al reorganizar el gasto público y eficientar el destino de los recursos.

Sin temor, el Presidente dio la orden de eliminar plazas, bajó el sueldo a los funcionarios de primer nivel, cambió las reglas en los mecanismos de compras públicas y el control de gastos se endureció. Todo ello, con la finalidad de reducir el tamaño de la burocracia y empezar a generar ahorros.

Obviamente estas medidas levantaron ámpula, pues sus detractores acusaron despidos injustificados, y algunos integrantes del Poder Judicial se ampararon para no rebajarse sus salarios millonarios. En respuesta a esta reestructuración, el gobierno federal indicó que se eliminaron las plazas innecesarias o que duplicaban funciones, además de los gastos excesivos.

De acuerdo a la Secretaría de la Función Pública, hasta el 18 de noviembre se eliminaron 8 mil 228 plazas de todos los niveles de mando y enlace en la Administración Pública Federal, y con las medidas de austeridad se logró un ahorro de casi 11 mil millones de pesos.

Desde que arrancó su gobierno, Andrés Manuel López Obrador fue claro: al aplicar las medidas de austeridad, se alcanzará la meta, que es la cantidad de 200 mil millones de pesos en ahorros, de los cuales lleva 145 mmdp.

En el documento de su primer Informe de Gobierno, López Obrador apuntó que se habían ahorrado 124 mil 799 millones de pesos en reducciones o cancelaciones de compras y contratos, 6 mil 829 millones de pesos en compras consolidadas en el sector central y casi 14 mil millones de pesos por concepto de seguros, lo que da un total de 145 mil 614 millones de pesos en ahorros.

En la Ciudad de México, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, replica muchas de esas medidas de austeridad. Tan solo en 9 meses, se informó, la gobernante capitalino logró ahorros del orden de los 25 mil millones de pesos.

Bien hecho. Sin embargo, no se debe confundir ahorro con ineficiencia.

Existen rubros en la capital del país donde no se puede escatimar, la salud y la seguridad son dos de ellos. Urgen más patrullas, mayor capacitación policíaca y armamento, para que la gente se sienta segura. Y también servicios de salud públicos eficientes, con todos los servicios y medicamentos.

Ojalá que Claudia Sheinbaum así lo entienda y, al contrario, se destinen más recursos para estos dos sectores. La salud y seguridad de los habitantes de la Ciudad de México, son básicos.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares