La importancia de la genética en los casos de gente desaparecida

Por Mónica Romero

Las palabras genética y genética forense pudieran parecer términos afines únicamente para los químicos o para quienes estudian criminalística, pero no es así. Hoy en día la cantidad de personas que desaparecen en México es alarmante, la cifra de 40 mil personas desaparecidas y más de 37 mil muertos sin identificar dada a conocer por el gobierno estremece a cualquiera.

Estos datos no son solo números, son personas, son historias, seres vivos que son buscados por sus familiares y que solo podrán ser identificados mediante la genética forense.

Es así como la genética se ha convertido en algo indispensable en la búsqueda de personas, y la cultura del ADN forma ya parte en la vida cotidiana de los mexicanos.

“Es muy importante, es una herramienta de nueva generación que mediante muestras biológicas nos permite identificar a familiares de los que se desconoce su paradero, así como buscar a alguien desaparecido, secuestrado o en estado de desaparición forzada. Al momento de encontrar un indicio, o un resto, se pueden hacer las comparaciones y por medio de la genética, se puede identificar a los individuos que pertenecen a una misma familia o grupo en particular”, explicó Laura Uribe, especialista en Genómica.

En entrevista exclusiva para Ángel Metropolitano, la experta señaló que en México existen varios laboratorios dentro de las fiscalías de los estados que tienen la capacidad de hacer identificaciones genéticas; en casi todos los estados tienen un laboratorio de identificación forense con distintas capacidades.

Los laboratorios más grandes son el de la Fiscalía General de la República y el de la Policía Federal, aunque en estados como Puebla tienen laboratorios muy avanzados, que incluso cuentan con acreditación a nivel internacional. Por su parte, Nuevo León también tiene un laboratorio reconocido, al igual que la Ciudad de México con el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) y sus laboratorios locales tienen buena capacidad para hacer identificación forense.

Sin duda, en el país existen los laboratorios para tomar las muestras de ADN y establecer un banco de datos, pero aún no hay una homogeneización en el trabajo que se realiza en dichos laboratorios.

No todos los estados tienen la misma capacidad y no todos comparten la información, aunque lo importante de la identificación genética es compartir la información, porque se pueden encontrar restos en un estado, pero los datos genéticos de los familiares pueden estar en otra entidad. Por esta razón es muy importante contar con una base de datos nacional que permita hacer los comparativos que determinen si los restos que se encuentran tienen alguna relación con las muestras disponibles.

”No existe una base nacional de ADN y esto genera retrasos y falta de comunicación. Finalmente se tiene que compartir la información fiscalía por fiscalía, porque la información se comparte solo si un estado le pide a otro estado los datos, y esto retrasa todos los procesos de identificación y genera la problemática que tenemos”, agregó Laura Uribe.

En la actualidad, mucha gente que busca a sus familiares tiene que recorrer varios estados de la República y revisar fiscalía por fiscalía, incluso tomarse muestras de ADN en diferentes entidades, lo que representa un gasto, pues se duplica el trabajo con pruebas que ya se hicieron en otro lado, lo cual además entorpece la eficiente búsqueda de coincidencias con los restos que se encuentran y los familiares.

MEDIDAS EXTREMAS

Cuando un menor desaparece, al pasar los años sus rasgos cambian, pero su genética se mantiene intacta, sin cambios, lo único que se va a transformar es su fenotipo, que es el conjunto de características visibles que un individuo presenta como resultado de la interacción entre sus genes y el medio.

Para la especialista en genómica, Laura Uribe, la realidad mexicana de inseguridad ha llegado a niveles extremos, por lo que se les sugiere a las madres que guarden los dientes que sus niños muden, porque de ahí es fácil obtener ADN.

Otra recomendación es guardar alguna muestra biológica que permita hacer una identificación, puede ser una muestra de cabello, fácil de obtener y manejar.

En el 2018 la Fiscalía General de la República lanzó una campaña para enseñar a los padres de familia a extraer de sus hijos una muestra biológica para obtener su ADN, y tenerlo a la mano para que pudieran utilizarlo ante cualquier percance.

En treinta segundos, con dibujos animados, la Fiscalía sugería: tomar un hisopo y pasarlo varias veces sobre las encías del menor.

“Valdría la pena que el gobierno realizara campañas de toma de muestras que se hagan de la forma correcta, porque una simple toma de un hisopo que se pasa por la boca varias veces nos permite tener varias células, pero solo si se guarda de la manera adecuada para que se conserven y se pueda obtener AND; desgraciadamente estamos en un punto en el que ya es necesario pensar en eso, pero habría que hacerlo de forma correcta para que las muestras que se tomen sean útiles”, puntualizó.

UN ARMA DE DOBLE FILO

Existen algunos laboratorios privados que realizan los perfiles genéticos, su precio va de los dos mil 500 a los cuatro mil pesos cada uno; no es una prueba sencilla, ni barata, pero es lo que se utiliza para realmente tener la certeza de que esa muestra es única y pertenece al individuo que se quiere identificar.

Dicho por los expertos, la genética forense es la “cereza del pastel”, es una técnica muy poderosa, que cada vez logra tener más tecnología que permite identificar mucho mejor a un individuo.

Anteriormente solamente se podía saber que una muestra de ADN pertenecía a una persona, pero ahora el ADN puede revelar incluso el color de cabello, dar una indicación del color de piel o de su ancestría; es decir, de dónde viene esa persona. Se tienen herramientas de análisis mucho más avanzadas de las cuales se puede echar mano sobre todo en medio de una crisis forense como la que se vive en México.

Para el manejo de datos genéticos se debe contar con todos los consentimientos requeridos, además de tener muy claros qué es lo que se va a analizar de esa muestra de ADN; entre más poderosa es la tecnología, más cosas se pueden conocer del individuo de acuerdo a su cadena genética.

“La base de datos que solo nos da un perfil, que nos dice que esta muestra pertenece a tal persona, no nos da mucho detalle de la información de esa persona, pero si se hacen análisis de ADN mucho más profundos podemos saber cosas como enfermedades o predisposiciones a ciertos males, aunque este ha sido siempre un tema de mucho cuidado porque toca la privacidad de los individuos, toca un poco la parte de seguridad social, toca la parte de seguros médicos; entonces, tenemos que ser muy específicos en qué es lo que la prueba genética va a determinar y para qué se va a usar esa información”, detalló Laura Uribe.

El ADN lo dejamos en todos lados, si nosotros nos presentamos y nos sentamos en una habitación es muy probable que si alguien busca encuentre restos biológicos por ahí; por ello la experta insiste en que “es una herramienta de doble filo porque sí nos puede ayudar a hacer una identificación muy específica, pero al mismo tiempo tenemos que estar seguros de dónde salió la muestra, para qué se utiliza y qué nos dice, con la finalidad de que se haga un buen uso de esta información”.

En las pruebas de ADN hay muy poco margen de error, son pruebas muy específicas y sensibles, el error que pudiera existir es básicamente humano, en la mayoría de los casos se trata de un error en el manejo de la muestra, donde se puede generar algún tipo de contaminación y ese es básicamente el mayor riesgo que se corre. Por ello es que se deben hacer las muestras en laboratorios certificados que demuestren que tienen buena calidad en el manejo de sus procesos.

Genética: Parte de la ciencia que se dedica al estudio de la trasmisión hereditaria por medio de los genes. (Gen: Fragmento del ADN que constituye la base estructural del genoma, cuya función básica es la de trasmitir las características de un individuo a su descendencia).

Genética Forense: Es la especialidad de la criminalística que se basa en el estudio de la transmisión de los caracteres hereditarios y el análisis del polimorfismo o variabilidad genética humana aplicada a los problemas judiciales.

Definiciones comunes de WikiCrim – La Wikipedia Criminológica

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares