Altos costos y fallas en los segundos pisos de la CDMX

Enrico Garibaldi/Pedro Hernández

Lo que se manejaba en las administraciones de Andrés Manuel López Obrador y de Marcelo Luis Ebrard Casaubon como una obra de talla internacional y de agilización en el transporte de la Ciudad de México, para desahogar el tránsito de millones de vehículos que pasan por las avenidas y rutas de la metrópoli y que conectan en las salidas a carreteras a entidades cercanas, se han convertido en un completo fracaso y de costos altos para los usuarios.

En las redes sociales se observan vídeos en los que se refiere que uno de estos es el puente elevado de la autopista México-Puebla, donde se refiere que el tráfico es alto, y no se ve ningún beneficio tanto para automovilistas como transportistas, aunado a los costos por su uso, generalmente el estado de la cinta asfáltica carece de mantenimiento para que este en buen estado, y así evitar accidentes sobre todo en días lluviosos.

Este proyecto tiene como principales responsables al actual presidente Andrés López Obrador y la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, quienes en el 2002 lo justificaron como una obra ambiental, se decidió construir el primer y segundo piso en Ciudad de México, la contaminación aumentó, los embotellamientos siguen, y ahora para este negocio se apunta uno de los cercanos al titular del Ejecutivo federal, el empresario José María Rioobó 

También en esto se relacionan a Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera, apóstoles por los segundos pisos. Ebrard lo hizo con OHL, de paga y con inversión privada. Mancera hizo el acceso de Periférico a la caseta de Tlalpan junto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En diversos sectores se refiere que los segundos pisos son indeseables y nocivos, su futuro en la capital es incierto.

Hasta hace unos meses se decía que al menos había otros tres proyectos latentes. Uno de ellos, de 15 kilómetros, la llamada Autopista Urbana Oriente, fue frenada por las protestas de vecinos y desacuerdos internos en el gobierno de Mancera, aunque existe una concesión a 30 años otorgada a Cemex, Gami y Ascendi.

El otro más grave es un proyecto de construir 18 kilómetros de segundo piso sobre el Viaducto Río Piedad y 10 s a lo largo de la avenida Vasco de Quiroga para dar salida a Santa Fe, las Lomas Altas y los nuevos desarrollos de Huixquilucan hacia el Viaducto y el nuevo aeropuerto.

Hasta octubre del año 2018, las tarifas en segundos pisos de la CDMX aumentó hasta 510 por ciento en la Supervía Poniente, que conecta la zona de Santa Fe con Periférico Sur, el peaje en horas pico pasó de 10 a 51 pesos de 2011 a 2018. La tarifa de las autopistas urbanas de cobro en la Ciudad de México (segundos pisos) ha aumentado hasta 510 por ciento en los últimos ocho años.

Dichos precios los ponen las empresas concesionarias de acuerdo con los títulos de concesión vigentes, quienes lo determinan conforme al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), mientras que el gobierno capitalino solo da el visto bueno para oficializar el ajuste tarifario.

La Supervía Poniente que conecta la zona de Santa Fe con Periférico Sur, a cargo de la empresa Controladora Vía Rápida Poetas, S.A.P.I de C.V, es la que registra los mayores aumentos, pues el peaje en horas pico pasó de 10 a 51 pesos de 2011 a 2018, un incremento de 510 por ciento, de acuerdo a transparencia con la Oficialía Mayor.

La Autopista Urbana Norte, de Toreo a San Antonio concesionada a la empresa Autopista Urbana Norte, S.A. de C.V., pasó de cobrar 1.37 pesos el kilómetro en 2011, a 6.22 pesos en 2018, es decir, un aumento de 454 por ciento.

La Autopista Urbana Sur, desde San Jerónimo a la salida a Cuernavaca y Muyuguarda, a cargo del Distribuidor Vial San Jerónimo-Muyuguarda S.A. de C.V., ha incrementado su costo 125 por ciento, ya que pasó de una tarifa de 1.87 pesos el kilómetro en 2012, a 2.251 pesos en ese año.

Los títulos de concesión correspondientes a cada una de las empresas tienen una vigencia de 30 años a partir de la fecha de inicio de operación. Sin embargo, este tiempo puede ser prorrogado en caso de que la concesionaria no haya recuperado su inversión total o si hay interrupciones en la operación de la vía por causas no imputables a la empresa.

De acuerdo al portal www.capitalmexico.com.mx los segundos pisos en el Valle de México son una alternativa más en el recorrido diario, aunque los costos suben sin avisar, siendo el único tramo gratuito de los segundos pisos es el tramo de Periférico que es de San Antonio a San Jerónimo. Los demás sí cobran. Para utilizarlos debes contar con un dispositivo de prepago, llamado comúnmente TAG.

El precio promedio hasta el año pasado oscilaba entre 400 y 600 por 400 pesos. Normalmente ya está activado o de lo contrario tendrás que llamar por teléfono. Pero hay que tomar previsiones debido a que sin embargo en el tag el saldo no es suficiente para cubrir la cuota por todo el trayecto restante, no te dejarán pasar, así te falte sólo un peso. Por ejemplo, si tomas la vía en Tepalcapa tu saldo mínimo para ingresar será de 94.72 pesos. Si la tomas en valle dorado tu saldo mínimo es de 55.02. y así en cada caso

Hay innumerables quejas por el servicio ya que no se atienden en el teléfono 01-800-3478238 o en el siguiente link: http://bit.ly/2sNpLeJ

Otro aspecto a considerar es que a las 20:59:59 horas, el precio es mayor, fuera de ese horario el precio se reduce. Aquí las salidas y precios por hora:

El Tag es el dispositivo en el que puedes recargar dinero y así circular por los segundos pisos. Cabe mencionar que estos aparatos funcionan con un saldo mínimo, así que haz un aproximado del costo de tus viajes para que el sistema no te regrese. En el interior del aparato se encuentra un radio que recibe y emite ondas electromagnéticas, mismas que son detectadas por unas antenas que te identifican, verifican tu saldo y te permiten el acceso en cuestión de algunos segundos.

Es importante que el TAG se encuentre adherido al parabrisas y que cumpla con las políticas de saldos mínimos de la autopista.

Contrario a lo que mucha gente piensa, el sistema no lee el código de barras que tiene el TAG en su exterior, por lo que debe ser colocado como dice el instructivo. Se adquiere en supermercados como Walmart, Comercial Mexicana, Mega, Sumesa, City Market, Fresko, Centros de Atención Televía y otros.

Se activa telefónicamente, para ello hay que contar con la siguiente información: titular, dirección, código postal, teléfono de contacto o correo electrónico, número de TAG TeleVía, ubicación donde se contrató, tipo de usuario serás (recorridos cortos, medianos o largos), si se desea recargas automáticas se debe llenar los datos de la tarjeta, la cual puede ser clonada y ser utilizada por hackers.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares