Top 10 de ciclones tropicales, parte 1

Michel Rosengaus

Se está terminando la temporada 2019 de ciclones tropicales. Uno de los lectores de esta columna me propuso como tema que hiciera una lista de los 10 ciclones tropicales más importantes para México, al estilo de las canciones más populares en la radio. Por supuesto, hay muchas maneras de clasificarlos, y en esta ocasión lo haré por su intensidad al momento de incidir sobre México (vs otras alternativas como su máxima precipitación pluvial, el número de sus víctimas mortales, etc.) También consideré los casos durante mi vida, es decir, solo aquellos de 1957 hasta la fecha. Los enumero, por parecerme más intuitivo en orden cronológico.

  1. El huracán sin nombre (en aquél entonces todavía no se identificaban con nombre) de 1959 sobre Colima, cuyo desarrollo ocurrió entre el 22 y el 28 de octubre y que incidió ligeramente al NW de Manzanillo, Colima, con una categoría H4 y vientos sostenidos máximos de 222 km/h. Además de producir enormes daños en Manzanillo, produjo un deslizamiento de tierra que sepultó a gran parte del poblado de Minatitlán, Colima. Se estima que produjo entre 1500 y 2000 víctimas mortales y hundió del orden de 150 embarcaciones.
  2. Beulah 1967, del 05 al 22 de septiembre, con una doble incidencia sobre México, la primera sobre la Riviera Maya (aunque en aquél entonces no se le conocía como tal) como H2 (176 km/h) y la segunda sobre Matamoros como un H5 (259 km/h). Generó 115 tornados sobre Texas, contabilizando 58 víctimas mortales.
  3. Anita 1977, entre el 29 de agosto y el 03 de septiembre, quizá el más desconocido de esta lista de “top 10”, incidiendo cerca de la desembocadura del río Soto la Marina en la costa de Tamaulipas. Su última posición sobre el mar registra H5 con vientos sostenidos de 278 km/h.
  4. Allen 1980, del 31 de julio al 11 de agosto, otro con una trayectoria muy similar a la de Beulah, pasando apenas al Norte de Holbox, Q.R., como un H5 (306 km/h) y luego incidiendo sobre la zona de Matamoros como un H3 con vientos sostenidos de 204 km/h, aunque poco antes había alcanzado categoría H5 con 287 km/h. Produjo 249 víctimas mortales a lo largo de su trayectoria, aunque aparentemente ninguna reportada oficialmente sobre México. El sitio de mayor precipitación sobre México fue cerca de Nuevo Laredo con unos 177 mm (o litros/m2).
  5. Gilbert 1988, del 08 al 20 de septiembre, otro más de los huracanes con trayectoria similar a Beulah y Allen, con doble incidencia, primero sobre Cozumel y Puerto Morelos, Q.R., como H5 con vientos sotenidos de 268 km/h (aunque 12 horas antes tuvo su máximo de 296 km/h) y posteriormente sobre La Pesca, Tamaulipas como un decreciente H4 con vientos sostenidos de 213 km/h. Destacó por su gran extensión nubosa con un diámetro de hasta 1,250 km. Produjo 433 víctimas mortales confirmadas, de las cuáles 202 fueron en México, aunque otros permanecieron como desaparecidos, la mayoría en autobuses que quedaron atrapados por la avenida dentro del cauce del río Santa Catarina a su paso por Monterrey, Nuevo León. Éste es quizá mi favorito de todos los tiempos, pues haciendo un estudio forense de este caso, es como comenzó mi trayectoria profesional en hidrometeorología.
  6. Kenna 2002, del 22 al 26 de octubre, que incidió sobre las costas de San Blas, Nayarit, como un H4 con unos 231 km/h, aunque 12 horas antes fue un H5 con 269 km/h. Es recordado especialmente porque, aunque libró la Bahía de Banderas, sus vientos posteriores alineados con la bocana, produjeron fuerte oleaje dentro de ella con sorpresivos daños en Puerto Vallarta, Jalisco.

El espacio se agota y tendremos que continuar en la siguiente ocasión.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares