El nuevo imperio

Lo más probable es que el que ya se veía como creador del nuevo Imperio Otomano, fue amenazado con lo mismo que le hicieron al dictador de Irak, Sadam Hussein.

Por Roberto de la Madrid

“No seas idiota, acepta. Luego te llamo”. Cuándo se ha visto en la historia reciente que un presidente se dirija de esa forma a otro, en una carta con membrete de los Estados Unidos de América.

Pues con Donald Trump todo puede suceder. “Si no te detienes te hundo”. Fue la carta que Trump envió al presidente de Turquía, Erdogan, para que detuviera los 8 días de masacre contra los kurdos. ¿Sabe qué hizo el presidente turco con la carta? Se limpió… las barbas, y la tiró a la basura.

Trump enojado, aplicó sanciones económicas y envió al vicepresidente Mike Pence a Turquía. Pero hasta ahí nada funcionó, Erdogan prometió que nadie, ni EEUU ni Rusia pararían su invasión a Siria y su ataque a los kurdos. Esto es como una guerra de la OTAN vs OTAN. EEUU sometiendo a Turquía, ambos miembros de esta organización. Mientras escribía esta columna aquí en Oriente Medio, se vivían horas de desconcierto, aquí cerca, 400 mil familias (fuente: ONU) se quedaban sin hogar al huir del fuego de Turquía que prometió apoderarse de 400 kilómetros de territorio sirio.

Erdogan feliz porque nadie lo podía parar. Pero en unos minutos todo cambió, el vicepresidente de EEUU, Mike Pence tocó la puerta del palacio donde vive el turco (30 veces más grande que la Casa Blanca), y Erdogan tuvo que contradecirse y bajar la cabeza. El propio Pence anunció que Turquía hacía una tregua. ¿Qué pasó?, ¿Cómo le quitaron lo gallito al presidente turco?

Esto fue un mensaje para el mundo entero, “no hay nada que no pueda conseguir Trump”. Lo más probable es que el que ya se veía como creador del nuevo Imperio Otomano, fue amenazado con lo mismo que le hicieron al dictador de Irak, Sadam Hussein, cuando invadió Kuwait, que con la resolución 687 de la ONU, todo el mundo, hasta Rusia aprobó (menos Cuba) atacarlo. Y hoy Rusia estaba también en la misma línea de EEUU. ¿Las horas están contadas para Turquía? ¿Crearon un monstruo que se salió de control? ¿O Erdogan tiene atrapados a Rusia y EEUU en una jugada que no se la esperan para canjear su ambición de tener el nuevo imperio?

Esta historia de sultanes y pasiones, no es una película, y lo triste es que destituyan o no a Erdogan, se resolverá con la vida de miles de civiles que morirán en el fuego cruzado. Esta es la radiografía del mundo hoy.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares