La Responsabilidad de una Etiqueta

"El etiquetado de advertencia es sin duda un enorme paso para que las empresas se comprometan con la calidad de sus productos y la salud de sus consumidores que durante años hemos sido presas de una publicidad engañosa y dañina"

Por Dra. Julia Salinas Dücker

La promesas del etiquetado de advertencia son muchas: hacernos conscientes a los consumidores de productos ultra-procesados de sus ingredientes y efectos de su consumo en exceso, disminuir los alarmantes índices de sobrepeso y obesidad del país, fomentar la formulación de productos saludables por las empresas, etc.

Se nos está pintando como la panacea para los problemas de Kilos que atañen a nuestro país , sin embargo se nos olvida que el sobrepeso y la obesidad tienen un origen multifactorial que al día de hoy no se ha atacado integralmente: la parte física o biológica está profundamente estudiada a todos niveles, la psicología también ha hecho su parte, el medio ambiente y sus influencias (del que forma parte el etiquetado) también, las estadísticas mundiales y estudios socioeconómicos nos dan cifras claras y un panorama bastante obscuro, pero al día de hoy, no se ha logrado encontrar una “varita mágica” que altere la  fuerza de voluntad de los consumidores, que, como en el caso del tabaco, a pesar de tener imágenes desagradables en las cajetillas y advertencias claras de los riesgos que causa el consumo del mismo, siguen comprándolas.

¿Acaso existe alguien que, no disfrute un buen chocolate, caramelo , o botana sabiendo que estos son altos en calorías, sodio o grasas y a pesar de su interminable lista de  ingredientes con nombres que en ocasiones ni siquiera podemos pronunciar, por practicadas o antojo llegamos a preferir?

El etiquetado de advertencia es sin duda un enorme paso para que las  empresas se comprometan con la calidad de sus productos y la salud de sus consumidores que durante años hemos sido presas de una publicidad engañosa y dañina, ahora la decisión estará en nuestra cancha y por lo tanto tendremos que estar cada vez más pendientes de que los alimentos que llevamos a nuestro hogar sean los adecuados para los fines de salud que deseamos.

Esto no se logrará mágicamente, ni los niños dejarán de pedir golosinas a pesar de tener un gran hexágono negro cubriendo parte del empaque a menos que nosotros como adultos los eduquemos y les enseñemos a tomar decisiones que tienen que ver con su salud. No dejemos esta responsabilidad en manos de una etiqueta o de un equipo de legisladores. Es momento de tomar las riendas de nuestra nutrición y la de nuestra familia.

Las empresas que seguramente la han de estar pasando muy mal, pero les pedimos un poco más de compromiso por el bien de nuestro país .

Los leo en mis redes.

Médico especialista en Nutrición Clínica

Fb: Dra. Julia Salinas Ducker

Instagram : antojodiabolico

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.