El condón y su huella ecológica

"Algunos países con poblaciones muy grandes como India o China han intentado métodos que a los ojos de mucho son inhumanas o imprácticas."

Por Jorge Pérez Naitoh

El uso del condón está documentado desde hace al menos algunos siglos. Existe evidencia del uso de condones desde la edad media, cuando eran hechos de intestino animal y de algunas especies de tela. Hoy, el condón se utiliza principalmente para control de natalidad y para la prevención de la transmisión de enfermedades transmitidas sexualmente. Sin embargo, ¿sabías que también juega un rol importante en la huella ecológica de emisiones de CO2 a la atmósfera?

Comer, beber, respirar y consumir son actividades fisiológicas que conllevan la mayoría de la huella ecológica que hemos impuesto sobre nuestro planeta. Por eso, el control de población puede ser una pieza clave en el rompecabezas de disminuir el daño que le hemos hecho a la Tierra.

Se espera que la población, especialmente en algunos países en vías de desarrollo como en África sub-sahariana, se disparen en los próximos años. Algunos países con poblaciones muy grandes como India o China han intentado métodos que a los ojos de mucho son inhumanas o imprácticas. Por eso, el condón es una excelente segunda oportunidad para el control de natalidad.

Los dos problemas más grandes con el uso del condón tienen que ver con la falta de información (si, hay personas que no saben que es un condón) o con el estigma que conllevan en algunas prácticas religiosas. Sin embargo, hablar del uso del condón debería ser algo tan natural como hablar de verduras. Así como puedo hablar de un árbol de verduras debería poder hablar del uso del condón. La educación es un factor clave en este desarrollo, especialmente para la población joven femenina, que en muchos casos es una población más vulnerable. No es hablar de un tema médico, es hablar de una decisión, y deberían estar disponibles para todos.

Uno podría argumentar que el uso del condón es perjudicial al medio ambiente. Deshacerte de un condón es un tema por el estigma de haber utilizado uno y muchas veces se opta por mandarlo por el baño. Ésta práctica, además se causar problemas de plomería, hace que el látex no sea biodegradable por estar inmerso en agua. Se estima que en cualquier minuto del día se están utilizando alrededor de 500 condones. Los condones están fabricados principalmente de látex, un polímero biodegradable. Existe gente alérgica al látex y existen alternativa principalmente de poliuretano, pero lamentablemente no son biodegradables. Además, La industria del látex es tan grande que se necesitan talar hectáreas de tierra para dedicar al árbol del hule en vez de utilizarse para agricultura.

Así que ahora ya lo sabes. El condón no tiene un papel exclusivamente en la protección de enfermedades de transmisión sexual o en la planeación familiar. Tiene un rol clave en nuestra huella ecológica como especie y de la mano de la educación y de democratizar el acceso a esta herramienta podemos disminuir enormemente nuestra huella de carbón. También hay que tener en cuenta cómo utilizarlo y disponer de ellos correctamente.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.