Claudia y la Ciudad

Por Carlos Bayo Martínez

Como todos los lunes, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, acudió a Palacio Nacional a la reunión del gabinete de seguridad. Después se trasladó al antiguo Palacio del Ayuntamiento donde despacha para reunirse con su gabinete de Gobierno, Seguridad y Justicia.

Más tarde se reunió en privado con el alcalde de San Antonio, Texas, Ron Nirenberg y después ambos anunciaron la firma de un convenio de hermanamiento y diversos intereses de ayuda mutua. Ambos coincidieron en que comparten  una agenda común  en materia de medio ambiente, cultura y energía renovable. De ahí la importancia que tienen las firmas del convenio sobre  energía eólica y también educativa, anunció la gobernante capitalina.

Empresarios de San Antonio, explicaron que están interesados en invertir en la Ciudad de México.“En primer lugar hay muchos lazos culturales que hermanan a ambas ciudades y nos interesa fortalecerla”. Ambos aceptaron que las dos ciudades son consideradas un santuario para los éxodos migrantes. Sheinbaum Pardo, recordó que la política migratoria la dicta el Gobierno Federal, sin embargo dijo que la Ciudad de México siempre se ha caracterizado por sus políticas humanitarias de ayuda a los migrantes que llegan a su territorio.

Después en conferencia de prensa la jefa de gobierno, anunció que hasta que la Procuraduría Capitalina concluya todas las investigaciones se determinarán sanciones administrativas y penales. Anunció que las autoridades de Protección Civil de su gobierno se reunirán con la Asociación Internacional encargada de dictar las normas para este tipo de juegos, para poder actualizarlas y aplicarlas en todos los juegos que existan en la Ciudad de México. Añadió que en base a esas normas se revisarán todos los juegos mecánicos que operan en todo el territorio de la Ciudad de México. Dejó en claro que las investigaciones que realiza la PGJCDMX son para deslindar responsabilidades.

El martes primero de octubre, la jefa de gobierno dio audiencia a 50 capitalinos, después se reunió con su gabinete de Gobierno, Seguridad y Justicia.

Más tarde al dar cumplimiento a su agenda pública de trabajo, dio a conocer que para la conmemoración del 51 aniversario de la represión del movimiento estudiantil, 12 funcionarios de todos los niveles de su gestión participaron en el cinturón de paz, quienes fueron vestidos de blanco. Adicionalmente 50 observadores de la Comisión Local de Derechos Humanos y 15 de la Nacional, acompañaron la marcha para  recabar información y constatar de que la actuación de la policía contra quienes realizaron desmanes fuera apegado a la Ley.

Asimismo personal de la CDH-DF, observó la marcha desde el C-5.  “No hubo Instrucción de reprimir”. Recordó que la policía de la Ciudad de México está para proteger, no para reprimir a ningún movimiento social.

El miércoles 2 de octubre, la jefa de gobierno, dio audiencia pública a 50 capitalinos, después se reunió con su gabinete de Gobierno, Seguridad y Justicia. Más tarde conmemoró en la Plaza de las Tres Culturas, el 51 aniversario de la represión contra el movimiento estudiantil del 68. Junto a algunos sobrevivientes del Comité Estudiantil del 68, la gobernante capitalina, guardó un minuto de silencio para después decir que, “el día de hoy estamos conmemorando un crimen de estado, una masacre a jóvenes estudiantes que luchaban por la libertad y la justicia”.

Recordó que el pliego petitorio de los estudiantes del Consejo General de Huelga,  del 68 era la libertad de Presos políticos; desaparición de los artículos 145 y 145 bis del Código Penal que tipificaban la disolución social; la desaparición del cuerpo de granaderos, por ser un cuerpo represor de los movimientos sociales; la destitución de mandos policiacos; la indemnización de víctimas de los actos represivos; el deslinde de responsabilidades y el diálogo público.

 Dijo que cuando tomó posesión como jefa de gobierno el 5 de diciembre de 2018, decidió desaparecer el cuerpo de granaderos. “Porque de esta manera en la que crecimos, en que nos hicimos personas, en que nos hicimos adultos, nos formó, nos marcó en la idea de la lucha por la libertad, por la democracia y jamás utilizar las fuerzas del Estado para reprimir los movimientos sociales, los movimientos democráticos y menos los movimientos estudiantiles”.

Después desde el C-5 estuvo al tanto del desarrollo de la marcha estudiantil con motivo del 51 aniversario de la matanza de estudiantes el 2 de octubre de 1968.

El jueves 3 de octubre  la jefa de gobierno, dio audiencia pública a 50 capitalinos, después se reunió con  su gabinete de Gobierno, Seguridad y Justicia. Posteriormente, anunció que con el compromiso de construir un Punto de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES), en sus comunidades, entregó  308 viviendas a igual número de familias representantes de diez etnias.

En la colonia refinería 18 de marzo, de la alcaldía Miguel Hidalgo, la gobernante capitalina reconoció que existe una gran deuda histórica con las comunidades indígenas, por eso, la entrega de viviendas es penas un pequeño paso a su favor. Anunció que su gobierno gestionará terrenos con PMEX cerca de la ex refinería 18 de marzo para la construcción de un PILARES a favor de la comunidad indígena establecida en ese lugar.

Asimismo anunció que en el sur de la capital del país, los PILARES que operan y operarán tendrán como prioridad ofrecer clases de náhuatl, para que no se pierdan las costumbres en la ciudad. “Hay una deuda pendiente y por ello el gobierno de la Ciudad de México con la Secretaría de Pueblos Indígenas, desarrollamos programas y acciones que se verán reflejados a favor de pueblos y barrios originarios durante  2020”.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.