Las nuevas protestas en Irak

Añade aquí tu texto de cabecera

Por Ricardo Sarraf

Decenas de manifestantes fueron asesinados en Irak el jueves y viernes cuando las violentas protestas contra la corrupción gubernamental se convirtieron en un levantamiento espontáneo masivo que arrasó gran parte del país, el peor tumulto desde la derrota del Estado Islámico. La violencia se produce dos años después de que Irak sofocó la mencionada insurgencia del grupo armado musulmán sunita Estado Islámico En Irak y Siria (ISIS), pero mucha de la infraestructura quedó severamente dañada y no ha sido reparada.

Grandes facciones del clero islámico le atribuyeron el desorden a la incapacidad del primer ministro, Adel Abdul Mahdi, de reformar el país. Las protestas surgieron en el sur, el corazón de la mayoría chiíta, pero se extendió rápidamente, sin liderazgo formal de ningún movimiento político o sectario organizado. Fuentes de seguridad y médicas nos dieron un número de 46 muertos en los últimos 3 días de disturbios, con la mayoría de aquellas muertes sucediendo en las últimas 24 horas.

“Es triste que hayan habido tantas muertes y destrucción”, dijo el clérigo mas influyente de Irak, el Gran Ayatolá Ali al-Sistani, en una carta leída por su representante durante un sermón. Agregó, “El Parlamento tiene la mayor responsabilidad de lo que está sucediendo”.

El clérigo populista Moqtada al-Sadr, que lidera el bloque de oposición más grande en el parlamento, ordenó a sus legisladores suspender la participación en la legislatura hasta que el gobierno presente un programa que sirva a todos los iraquíes. El gobierno y las diversas facciones políticas no han respondido a las demandas de la gente, de luchar contra la corrupción ni han logrado nada con respecto a la reconstrucción de la nación.

La violencia es una prueba sin precedentes para Adel Abdul Mahdi. En su discurso de la noche anterior, Abdul Mahdi prometió reformas, pero dijo que no había una “solución mágica” a los problemas de Irak.  Insistió en que los políticos eran conscientes del sufrimiento de las masas: “No vivimos en torres de marfil, caminamos entre ustedes en las calles de Bagdad”, dijo, pero para muchos de los que se manifestaron, estas son tan solo promesas vacías para engañar al pueblo.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares