La reunificación alemana

"Helmut Kohl logra convencer a la Unión Soviética, a Francia, al Reino Unido, y a Estados Unido de la viabilidad de su plan de reunificación".

Por: Ricardo Sarraf

Hoy en día, Alemania es uno de los países más estables y poderosos del mundo. Su economía es la más fuerte de Europa y año tras año se encuentra dentro de los más innovadores y progresistas. Hoy 3 de octubre, se celebrará el 29 aniversario de la reunificación de el país Germánico.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los 3 poderes europeos, (Francia, Reino Unido, URSS)  y Estados Unidos partieron a Alemania en 4 sectores, para así poder ocuparla de manera eficiente. En los 50s, las diferencias políticas entre la URSS y el nuevo bloque de la OTAN liderado por Estados Unidos llevaron a la ruptura total de Alemania, separándola así en el occidente capitalista y el oriente comunista. Esta separación se vio galvanizada especialmente en la capital de Berlín, donde en 1961 se construyó el infame muro que separaría a los dos lados. Era trágico para los alemanes no poder viajar libremente por su nación, no poder visitar a sus familias, amigos y comunidades por diferencias políticas fuera de su control.

A finales de los años 80, el declive del imperio soviético era evidente, y las masas al rededor de Europa oriental se empezaban a ver, por primera vez en mucho tiempo, un camino viable hacia la libertad. Con la caída del muro de Berlín en el 89, el Presidente de Alemania Occidental, Helmut Kohl, vio la oportunidad perfecta para cumplir uno de sus sueños, el sueño de muchos alemanes. ¡Alemania será reunificada!

En una de las maniobras políticas más impresionantes del siglo XX, Helmut Kohl logra convencer a la Unión Soviética, a Francia, al Reino Unido, y a Estados Unidos de la viabilidad de su plan de reunificación. Si hubiese esperado poco más tiempo, probablemente no se hubiese cumplido su plan.

Muchos de los poderes europeos, entre ellos Francia, Italia y el Reino Unido veían a una Alemania unificada como una amenaza política, social y económica, ya que sería más poderosa que todos aquellos países. “Amo tanto a Alemania que me alegro de que haya dos” dijo en ese entonces el novelista francés François Mauriac. Pero para Helmut Kohl solo existía un futuro, un futuro unificado. El 3 de octubre de 1990, millones de Alemanes salieron a las calles a celebrar después de décadas de opresión y de división.

Fue en gran parte gracias a las reformas Alemanas y a las negociaciones con Francia que también se logró el fortalecimiento de Europa y la futura creación de la Unión Europea. “Alemania es nuestra patria; Europa es nuestro futuro”— Helmut Kohl.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares