Saquen sus rosarios de nuestros ovarios

Por la Cuarta Ola

Esta semana el Ángel Metropolitano y la Cuarta Ola ya habían hablado sobre la lucha por uno de los derechos de las mujeres. La ley fue aprobada ¡un gran éxito! Hoy por ser Día de Acción Global por un aborto legal y seguro, lo recordamos…

 

Estamos a días de que en el Congreso de Oaxaca se vote la iniciativa de ley que busca modificar dos artículos de la Constitución local para poder despenalizar la interrupción del embarazo. Históricamente en el mundo se ha criminalizado a las mujeres que deciden sobre su cuerpo y México no es la excepción. Penalizar el aborto es una falla grave del Estado y una violación a nuestros derechos que está afectando a muchas mujeres, sobre todo a aquellas que se encuentran en las condiciones más desfavorables.

Según el Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, en Oaxaca se practican más de 9,000 abortos al año y de acuerdo a cifras del INEGI, 17% de estos fueron hechos por mujeres menores de 20 años. Con estas reformas se busca que las mujeres que interrumpieron su embarazo durante las primeras 12 semanas de gestación dejen de ser parte de las carpetas de investigación y no sean castigadas penalmente. Es decir, que no sean mandadas a prisión. Vivimos en un país donde hablar de sexualidad es un tabú, donde no tenemos educación sexual integral y el acceso a los métodos anticonceptivos es limitado. Vivimos en un país plagado de una cultura machista en donde nos violan, nos violentan y nos matan. Vivimos en un país en donde en el “consentimiento” se normalizan violencias sexuales y en las relaciones heterosexuales el hombre acaba teniendo la última palabra. Vivimos en un país donde los y las que tienen más carencias son quienes menos acceso tienen a la justicia, a la educación, a los servicios de salud y precisamente son a ellas a quienes más se les castiga.

Existen grupos de oposición que buscan que la iniciativa se someta a consulta y ya han comenzado a manifestarse. Uno de estos grupos se instaló afuera del Poder Legislativo del Estado con cruces, imágenes de santos, banderas mexicanas y rezos: “No maten a los futuros ciudadanos, salvemos vidas, no al aborto”. No les ha quedado claro que nuestros derechos no están para ser consultados; piensan en los “futuros ciudadanos” sin importarles las ciudadanas que ya están aquí. Siguen viendo la maternidad como un castigo; quieren que salvemos vidas, pero no la de la mujer que vive y no elige ser madre, esa vida no cuenta, esa vida no importa.

“Sí, pero solo de las mujeres que violaron, en otros casos no”, entonces, ¿realmente te importa la vida en potencia o más bien tu moral sigue queriendo que castigues a aquella que elige no ser madre sin importar la circunstancia? ¿Es más valiosa la vida de una persona que no fue producto de una violación? ¿Dónde comienza la vida? Todas estas son preguntas que seguimos y seguiremos discutiendo mientras más y más mujeres mueren diario por someterse a procedimientos en condiciones no apropiadas. El tiempo pasa y solo aquellos y aquellas que estamos sentados y sentadas en nuestro privilegio continuamos discutiendo en pleno siglo XXI sobre este tema. No les ha quedado claro, al final queremos lo mismo: que nadie se vea en la necesidad de abortar. Queremos educación sexual para descubrir y decidir, anticonceptivos para disfrutar y prevenir y aborto legal para elegir y no morir. Son sus doctrinas las que nos hicieron vivir calladas, las que nos hicieron no recibir educación sexual, las que nos hicieron no tener voz, son sus doctrinas las que están matando mujeres.

La Cuarta Ola es la organización estudiantil feminista del ITAM.

@CuartaOla

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.