Trump apuesta a la baja de las tasas y a un petróleo bajo sin guerras para su reelección

Por Alfredo Jalife-Rahme

Cuando no se sabe quien será su contrincante del Partido Demócrata, para su reelección Trump necesita sortear varios obstáculos mayúsculos: 1) Mejorar la economía y no caer en recesión antes del primer martes de noviembre del 2020; 2) Mantener el auge bursátil mediante bajas artificiales de las tasas de interés; 3) Disminuir el precio de los fármacos; 4) Tener un precio relativamente bajo del petróleo y 5) No entramparse en ninguna guerra hasta octubre del 2020.

La segunda baja de las tasas por la Reserva Federal, en la fase de Jerome Powell, —debido a fuertes presiones de Trump que lo ha expuesto sin recato en sus tweets— va en el camino de intentar mejorar la economía, para que Estados Unidos no sucumba en la temida recesión y con el fin de estimular el alza bursátil.

De ahí que a Trump le urja finiquitar ya su fallida guerra comercial con China, de lo cual ha empezado a procurar señales cuando fue muy dúctil en la negociación comercial con Japón. Un punto vulnerable es el precio estratosférico de los fármacos, cuando se compara a Canad y donde los candidatos Demócratas le llevan amplia ventaja popular a grado tal que se han manifestado por la gratuidad de los servicios médicos y el obligado descenso de los precios.

Aunque suene increíblemente paradójico, la aguerrida base popular doméstica de Trump está en contra de librar una guerra. Ahora más en el caso dubitativo de Irán donde se puede empantanar en una prolongada trampa y que tendría como corolario el alza del petróleo que tampoco le conviene.

http://alfredojalife.com

@AlfredoJalifeR_

https://www.facebook.com/AlfredoJalife

http://vk.com/id254048037

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares