Veneno como anestesia

Por Ricardo Sarraf

El pez globo, también llamado fugu, bok, botete o pez erizo, es conocido por muchos como la opción más peligrosa del menú en un restaurante japonés. Casi todas las especies de peces globo contienen tetrodotoxina, que es mortal para los humanos. La tetrodotoxina, generalmente abreviada como TTX, es una neurotoxina mortal de actuación potente y rápida. Por años se ha creído que esta mortal sustancia no tenía mucho uso médico.

Recientemente, un nuevo estudio dirigido por científicos del Boston Children’s Hospital, ha desarrollado un método novedoso para utilizar la tetrodotoxina como anestésico. La investigación demuestra una forma de controlar la propagación de la toxina y usarla como un anestésico local efectivo que puede adormecer regiones específicas por hasta tres días. La tetrodotoxina es una toxina tan potente debido a su capacidad increíblemente eficiente para inducir parálisis. Es justamente por este mecanismo que los científicos se interesaron en desarrollarla como anestesia.

Para agregar eficacia a la técnica, los investigadores incorporaron un compuesto “potenciador de permeación químico”, que permite a la TTX penetrar fácilmente el tejido nervioso. Esta adición permite que la toxina ingrese más específicamente al tejido local, lo que significa que una dosis más baja puede ser igual o mas efectiva que una concentración más alta. En contraste con los comúnmente administrados opioides, la TTX no muestra ningún potencial para la adicción. No obstante, esta sustancia sólo ha sido experimentada en animales, los efectos secundarios y consecuencias a corto y largo plazo en humanos se desconocen.

Definitivamente se necesita más investigación sobre esta toxina y de cómo se implementaría su uso, pero hasta ahora ha mostrado ser una viable opción a los opioides.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.