Ingobernabilidad en el país por manifestaciones

Aunque la Secretaria de Gobernación, la ex ministra Olga Sánchez Cordero, niegue que exista ingobernabilidad, la realidad es otra.

 Es muy preocupante frente a la realidad que a todo mundo duele ver que en estos últimos días manifestantes de la policía federal que no quieren pasar a ser parte de la Guardia Nacional protesten porque no les dan las facilidades para buscar acomodo en otras áreas de seguridad del gobierno.

Con declaraciones desafortunadas del Secretario de Seguridad Pública Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, de que no hay recursos para pagarles indemnizaciones.

NO hay dialogo, no existe una verdadera interlocución con la sociedad a la que están obligados a llevar a cabo subsecretarios de la Secretaría de gobernación. Ese filtro que existía en la secretaria encargada de la política interna del país, no existe, desapareció y por eso las inconformidades sociales crecen, echándose la bolita unos y otros cuando las reglas son bien claras para quienes las conocen.

Andan más preocupados en sus grillas personales en sumpartido Morena que arreglar la vida interna del país. Como si a la ciudadanía le importara ese tipo de grilla barata.

El primero de julio de 2018, votaron por hartazgo de un partido y gobierno que diferenciaba donde estaba cada uno y ahora les salen con esto, por el cambio de dirigencia 

Dentro de su grilla de mercado, le ponen todo la atención al ex candidato presidencial panista, Ricardo Anaya tratando de bloquearlo parque no dicte una catedra en la máxima casa de estudios.

Cosa de recordar que muchos personajes como Cuauhtémoc Cárdenas  Solórzano y muchos más acuden para hacer los mismo y nada pasa.. 

Así, mientras nuestras autoridades andan gastando su tiempo en Anaya, vemos que alumnos del Jacino Canek se manifiestan por el cierre de las normales.

Por otro lado volvemos a ver pintas en el Ángel de la independencia por el grupo GEEK de mujeres contra la violencia.

Observamos que no opera el diálogo y concertación de personajes que a eso se dedicaban cono interlocutor con la sociedad.

Hasta cuándo vamos a permitir que la 4-T no avance por culpa de los funcionarios que no están a su altura, que no saben interpretar la ley y que no conocen sobre interlocución.

No puede ser posible que el presidente Andrés Manuel López Obrador que trabaja los siete días de la semana, que no descansa, su trabajo lo echen a perder sus colaboradores por incompetentes.

Por pena u otra cosa, el mandatario no los corre, pero la 4-T no admite demoras ni incompetentes y quien no asuma estos dos compromisos no debería estar en esta parte de la historia. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.