El Monstruo de Melksham: entre dinosaurio y cocodrilo

Los fósiles de esta criatura aparecieron cerca de un pueblo británico llamado Melksham y, aunque llevan 150 años almacenados en el Museo de Historia Natural de Edimburgo, estudios recientes de un grupo de paleontólogos determinaron que se trata de una nueva especie.

El leldraan melkshamensis es una especie con alrededor de 163 millones de años. Antes se pensaba que estos fósiles pertenecían al género Geosaurini, una familia de enormes reptiles que existieron hace más de 15 millones de años.

Los nuevos análisis mostraron que el Monstruo de Melksham fue una criatura de tres metros con una cabeza aplanada y grandes mandíbulas llenas de dientes, similar al cocodrilo moderno, pero con grandes aletas en lugar de patas.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.