La caducidad de la cerveza artesanal es de sólo tres meses

La cerveza artesanal se distingue por su aroma a lúpulo, que se deriva de la adición de lúpulos –– es una planta de la familia de las cannabáceas –– al final del proceso de elaboración.

Conocida como “saltos secos”, esta práctica evita hervir los lúpulos con los granos de cebada para agregar los lúpulos a la cerveza ya fermentada.

Es por esta razón que a partir de ese período de tiempo, las propiedades del lúpulo, quienes dan sabor a la bebida, comienzan a desaparecer.

En un estudio se logró comprobar que a los tres meses, la cerveza solo conservaba el 67% de los principios activos del lúpulo.

Después de seis meses, los lúpulos habían disminuido aún más.

El proceso de elaboración de las cervezas artesanales se hace de forma manual o con una mínima ayuda de maquinaria. Se elabora a partir de ingredientes totalmente naturales, que no llevan aditivos artificiales ni conservantes, simplemente agua, levadura, maltas y lúpulos.

Cada maestro cervecero o creador la elabora según su propia fórmula.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias Populares