Basta de traidores, no permitiremos que la sección 7 se divida

Ante el asedio de la mafia del poder que inyecta carretas de miles de pesos o millones de pesos para  tratar de derrotar la voluntad de 4 mil trabajadores y sus  familias, Oswaldo Medinilla Nequiz  y Samuel Otero han decidido ser los “judas”, los  traidores del  proceso sindical que vive la sección 7 de panteones.

Ahora estos dos “traidores, esquiroles”,  se encargan de denostar a la actual dirigencia cuando ellos son lides de marras, cuestionados por  sus propios  agremiados.

Cuando tuvo la oportunidad Samuel Otero de representar dignamente a la sección 7, traicionó al movimiento vendiéndose a la entonces delegada de Miguel Hidalgo -2015-2018-  Xochitl Galvez y su Secretario de gobierno Obdulio Ávila. De la noche a la mañana se convirtió en funcionario público, dejando al garete a sus compañeros. 

Ahora con un profundo rencor y con dinero otorgado por Juan Ayala – denunciaron los trabajadores-. Oswaldo Merinilla y Samuel otero, serán los judas. Por “judas y traidores”  a Nequiz los trabajadores  le dicen el aventurero y a Samuel Otero y el “cacas”.

A este último así lo conocen  en la alcaldía de Coyocan. Después de traicionar sus compañeros en Miguel Hidalgo, buscó refugio con personajes del pasado con negro, muy negro pasado.

En Coyoacan lo califican como repugnante que  se dejó seducir por el encanto del alcalde Manuel Negrete.

Que mal se ve Negrete al recibir a ese traidor, pero los trabajadores acusaron que  todo fue por petición del otrora zar de las plazas Miguel Ángel Vásquez, quien  desesperado porque pronto le echen el guante para ser huésped de un reclusorio, inyecta millones de pesos para derrotar a Alejandro Marín, pero no sucederá, porque de los 55 delegados con la cuenta la sección 7, 53 trabajan a favor de Marín.

Martín trabaja por la estabilidad, progreso y bienestar de sus 4 mil compañeros, en cambio el aventurero y el “cacas” se encargan  de sembrar la discordia y de querer implantar el modelo de la mafia del pode a base de carretadas de billete, con tal de seguir gozando de esa vida de vividores, que las quitaron  hace poco, por traidores y corruptos. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.