Ni Capacidad ni Altura

Por Carlos Bayo Martínez

Nuevamente el gabinete presidencial empieza a hacer agua, se debilita en los momentos cruciales, cuando debe de mostrar fuerza y a plomo es cuando se achica.

El Secretario de Salud Jorge Alcocer es uno de los que no encaja en la 4-T. Ha mostrado no tener la capacidad ni la altura para estar en el proyecto de la Cuarta Transformación, al achicarse en momentos de aplomo.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, trabaja de lunes a lunes recorriendo el territorio nacional, visita los rincones más lejanos y su gabinete en ninguna forma quiere ensuciarse los zapatos: no quieren arremangarse la camisa, por aquello de que dirán sus amigos y familiares. Ese paso incesante del presidente pocos del gabinete lo siguen, pero el secretario de salud, Jorge Alcocer de plano va siguiendo al mandatario atrás, le tienen que decir que hacer, que hospitales remodelar, que medicinas entregar a los grupos más vulnerables. Es decir, no cuenta con un plan de trabajo a casi un año de gestión gubernamental. La prueba está en que los demandantes prefieren ir a hacer ruido afuera de Palacio Nacional solicitando la intervención presidencial porque en la Secretaría de Salud ni haciendo cita son atendidos.

Sin embargo, también hay que reconocer que Jorge Alcocer no es el único que no encaja en la 4-T, pues hay otros que no han podido o no han querido seguir los pasos de la Cuarta Transformación para beneficio de los que menos tienen. Por eso, al interior del círculo más cercano de mandatario le empezaron a sugerir, hacer un alto tan luego rinda el primer informe de gobierno para llevar a cabo un balance de quienes han dado resultados y quiénes no.

Si a eso vamos, podemos decir que hoy en día la inseguridad en algunos estados de la República es galopante, nomás no puede Alfonso Durazo Montaño con el paquete. Por el lado de la migración, la ex ministra Olga Sánchez Cordero, la vienen renunciando desde hace tiempo como Secretaria de Gobernación desde el interior de la 4-T. Esto porque no ven ningún resultado positivo en la materia y los “gringos” aprovechan cualquier error para presionar a nuestro país, obligándolo a ser el tercer país más seguro.

Por supuesto que esa medida la rechazó el Senado Mexicano; sin embargo, es obligatorio decir que cada país de la región es responsable de sus connacionales y de generar las condiciones para que tengan trabajo y se queden en sus lugares de origen.

México no puede solo, porque tiene sus propios problemas que resolver con su gente.

Ante dicha disyuntiva, algunos miembros de la 4-T pusieron sus barbas a remojar porque lo más probable es que ya no tengan tiempo de cargar los peregrinos. ¿Será? Es pregunta.

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares