Unitalla

¿ En serio? One Size fits all… ¿A quién se le habrá ocurrido tal innovación en la forma de producir y pensar que algo —lo que sea— le puede servir y funcionar a todos por igual? Por ejemplo, la misma calceta, eso sí, en colores diferentes, con una sola medida estandarizada ; o sea, unitalla, para que nos quede a TODOS. ¿ Cómo? Altos y chaparros, flacas y gordas, jóvenes y viejos, pies grandes o pequeños… Personas cada una diferentes entre sí; individuos, que el término ya lo dice todo. Somos entes individuales, particulares y eso que necesitamos para ser utilizado, se pretenda que nos sirve y nos va por igual a cada uno, a pesar de nuestras grandes diferencias.

Ustedes piensen en otros ejemplos: pañales, camisas, faldas, vestidos, pantalones,  cobertores, todos creados de un solo tamaño: unitalla. A veces, con alguna “flexibilidad”, como colocando un Velcro que permita ajustarlo y que le sirva; como en el caso del pañal, desde los 3 a los 16 kilos. ¡Qué idea, wow!

Con los diseños y los conceptos de moda se va más allá. No sólo unitalla, sino también unisex. ¡Vaya! A mí me hace cierto “ruido”, pues se trata de homogeneizar a las personas. No se trata únicamente de productos materiales de uso y consumo personal como la ropa, sino que esta estandarización se extrapola a aspectos inmateriales como a formas de pensar y actuar. Parecerse a los demás, no destacar , sentir que así es como se logra integrarse al grupo. Es buscarse soluciones lineales, rápidas, un “easy fix”, contra el dolor… Muchas veces, las tomamos como buenas porque estadísticamente sugieren que a la mayoría le funcionan y que, por ende, también nos deben de servir. Recordemos que NO somos un número más y que lo que es bueno y válido para la mayoría, no necesariamente es lo mejor para uno mismo.

Para cómo vivir la vida no hay fórmulas ni recetas, como las de cocina, para asegurar nuestra plenitud y salud. El de cada uno, deberá ser un proceso intuitivo, de búsqueda, de encontrar esa fórmula individual de ser. Ser nuestro propio sastre y que encontremos nuestra medida, nuestra propia talla y estilo personal que nos vuelva seres auténticos y únicos. ¿Unitalla? Ni siquiera cuando creamos que hemos encontrado la nuestra, porque, también esta seguirá cambiando. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.