Diálogo abierto sigue siendo la opción para erradicar violencia de género

La mandataria de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo refrendó ayer “la disposición al diálogo del gobierno capitalino para generar consensos, la base de  su gestión es reducir la brecha de desigualdades, con especial énfasis en la erradicación de la violencia de género. Si hay algo que nos distingue es que jamás utilizaremos la fuerza pública para reprimir al pueblo”.

Al acudir ayer al informe anual 2018 de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX), Sheinbaum Pardo reiteró la disposición al diálogo del gobierno capitalino, para generar consensos y erradicar la desigualdad, “podemos errar en las palabras, pero que nadie se equivoque, jamás nos vamos a equivocar en la construcción de diálogo, de la apertura, de la no represión, y en la construcción de una ciudad que acabe, disminuya la violencia, y acabe con las desigualdades”.

Comentó, “vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para la construcción de políticas integrales para erradicar la violencia a las niñas, a los niños y a las mujeres (…) si hay algo que es esencia de nuestro proyecto es la construcción de una ciudad de derechos, de un país de derechos, la construcción de una sociedad con menos desigualdades”.

Refirió, esta lucha es extensiva a los otros sectores de la población que padecen desigualdad como las comunidades originarias, la población afromexicana, niños, niñas y jóvenes, que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Además, en los primeros días de su gobierno se tomó la decisión de desaparecer al Cuerpo de Granaderos, ya que calificó de inadmisible el uso de la fuerza pública para violentar o reprimir a la ciudadanía.

Sostuvo, “si hay algo que nos distingue es que jamás utilizaremos la fuerza pública para reprimir al pueblo, el trabajo conjunto del gobierno capitalino con la Comisión de Derechos Humanos en la implementación del Puente Humanitario que apoyó el éxodo de más de 10 mil migrantes centroamericanos que se dirigían a la frontera norte del país, durante los últimos cuatro meses de 2018, es un éxito”.

Durante su primer informe de labores, la presidenta de la CDHCDMX, Nashieli Ramírez Hernández indicó que durante 2018, la dependencia a su cargo fortaleció un modelo de defensa de derechos humanos centrado en la atención integral de las víctimas. Con ello, el organismo brindó 28 mil 797 servicios, de los cuales, 16 mil 377 fueron de atención y prevención y 12 mil 420 de protección y defensa.

Apuntó, “no cabe duda de que la constitución de puentes con la sociedad para la transformación del conflicto social es el gran pendiente que nos demanda soluciones de implementación inmediata, ética y bajo el más estricto apego a los principios de derechos humanos”.

Anunció que en las próximas semanas estará concluido el informe “Investigar con Perspectiva de Derechos Humanos la Violencia Contra las Mujeres en la Ciudad de México”, resultado de la sistematización de información de expedientes de queja en la materia, de 2012 hasta 2018, “esperamos que lo que se genere a partir de este informe y con las investigaciones en curso respecto a la violencia familiar, desaparición de mujeres, feminicidio, violencia sexual, entre otras, contribuyan al derecho a la verdad de las víctimas, a su derecho a la reparación integral del daño y a generar acciones de política pública que disminuyan tajantemente la violencia de género hacia las mujeres”. 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.