Beber por las noches está asociado al sistema inmune del cerebro

Después de tener una jornada larga de actividades durante el día y la semana, lo único que quieres es descansar y por qué no, como recompensa a tu trabajo quieres tomarte una cerveza, una copa de whisky o cualquier otra bebida.

Tú lo ves normal, pero de ser un acto recurrente y si se sale de tus manos la cantidad que consumes, podría convertirse en una adicción.

No eres la única persona a la que le pasa, es normal que cuando se oculta el sol se te antoje una copa y tiene una explicación científica: beber por las noches está asociado al sistema inmune del cerebro. 

¿Por qué es más común querer beber por las noches?

Los ritmos circadianos del cuerpo afectan las señales de recompensa que se reciben en el cerebro por el comportamiento que tiene que ver con las drogas, incluyendo el alcohol, y el tiempo límite para recibir la recompensa ocurre por la noche o en la fase oscura, por lo general.

 

Puede gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Noticias Populares